Partidos atrasados

Nacidos con diferentes circunstancias los partidos políticos mexicanos pero en el mismo lugar y tiempo histórico, arrastran en su organización los complejos y traumas de los tiempos en los cuales fueron concebidos.

Al triunfo de la Revolución Mexicana (1910-1917), los Señores de la Guerra que habían triunfado sobre la estructura Porfirista (que decidió los destinos mexicanos por treinta años), ocuparon en todo México por parcelas estatales y regionales los poderes ejecutivos, legislativos y judiciales.

Estos encargos eran decididos por los caciques que se asumían como salvadores del pueblo, imponiendo por la realidad nacional (escasa población-analfabetismo nacional casi total- pobreza extrema- ausencia de un sistema de salud- ausencia de industria nacional- escasa productividad agraria-) a sus favoritos en turno, amigos y parientes.

Plutarco Elías Calles, borra de un plumazo a casi todos los cacicazgos fundando al abuelo del PRI.  Este conserva ahora en el 2008 en pleno siglo XXI:

a).-La verticalidad, el mando absoluto del superior jerárquico sobre el inferior.

b).- El alejamiento de sus dirigencias (nacional, estatales y municipales) de sus cuadros de inteligencia obtenida por el arte y por la ciencia, concretados actualmente en los concejos políticos y en la Fundación Colosio.

El PRI fundado por profesionales castrenses (no profesionistas castrenses), impuso la victoria ganada, a sus propias organizaciones convirtiendo a su régimen presidencial en gobiernos presidencialistas, donde el ejecutivo federal actuó omnipotente, omnisciente y omnipresente; delegando a medida que el país iba creciendo demográfica y socialmente algunas acciones del ejercicio del poder.

Una sentencia que marca el actuar descrito es atribuida al señor presidente Adolfo Ruíz Cortines:

El presidente nombra a sus gobernadores, a sus diputados federales y a sus senadores.

Los gobernadores a su congreso local y a sus alcaldes.

Hoy el PRI como reminiscencia presidencialista sigue impulsando con determinismo castrense en sus nominaciones.  La sociedad decide si son buenos o malos candidatos.

Algo avanza día con día  en la sociedad nacional.

cesarmusalem@puebla.com

About The Author

Related posts