15-07-2024 02:15:36 AM

La ex de Finanzas invirtió erario en bróker de su novio

Por Alejandro Mondragón

 

A veces no basta con seguir la pista del dinero para hallar con la red de moches y complicidades en el poder.

 

Tampoco revisar números y menos comparar tasas de ganancia para suponer la existencia sólo de un beneficio económico, entre los participantes.

 

No, no y no.

 

Hasta la fecha no hay explicación financiera de las razones que llevaron a la entonces secretaria de Planeación y Finanzas, María Teresa Castro Corro a invertir dinero público (700 millones de pesos) en un banco (Accendo) que quebraría dos meses después de la operación.

 

Menos que haya depositado 6 mil 800 millones de pesos, poco más del presupuesto anual del Ayuntamiento de Puebla, en un bróker (Fóndika) con la contratación de la más baja tasa de interés en el mercado.

Pero además, ¿Por qué Teresa Castro arriesgó 3 mil 600 millones de pesos de recursos federales por hacer negocio con Fóndika, prohibido por la Ley?

 

Juan Carlos Pelayo García es el director general de Fóndika, concretamente de Allianz Fóndika.

 

Y resulta que Juan Carlos Pelayo García es la pareja sentimental de María Teresa Castro Corro.

 

Sí, el director del bróker que manejó por años los 6 mil 800 millones de pesos con la tasa de interés más baja de retorno del mercado.

 

Y María Teresa fue la funcionaria estatal que invirtió el dinero público, en el negocio de su pareja sentimental.

 

Así que las respuestas no estaban en las ganancias personales de manejar el dinero público, que sí las hubo, sino en el amor.

 

Construían su nido de amor, a costa del erario.

 

Pobre Puebla.

 

About The Author

Related posts