02-03-2024 01:13:09 PM

El bizarro feminismo panista

Por Valentín Varillas

 

Violentó sistemáticamente a sus regidoras.

Las insultó sin ningún pudor.

Como el “machito” que es.

Atentó contra sus derechos políticos elementales al negarles su participación en varias sesiones de cabildo.

En otras, les cerraba el micrófono para que no se escucharan las posturas críticas hacia su gobierno.

En el colmo del abuso, les retuvo sus salarios.

De plano, se negó a entregarles la retribución a la que por ley tenían derecho por el cargo que ostentaban.

Al verse acorralado por diversas instancias legales, llegó al extremo de arrojarles al suelo billetes de baja denominación para hacer que se humillaran levantándolos.

No se trata de suposiciones.

Mucho menos de teorías conspirativas o leyendas urbanas.

La FEPADE, en su momento, al hacer una extensa investigación de su actuar, encontró elementos que no dejaban dudas de lo anterior.

El caso lo llevó a la Fiscalía, la regidora Ruth Zárate.

De acuerdo con un documento oficial, se establece que existieron pruebas contundentes, irrefutables de que habían existido “amenazas de desaparecerla, la retención de sus sueldos y aguinaldos y el nulo acceso a documentos oficiales, además de constantes humillaciones públicas”.

Además, las auditorías al manejo de las finanzas públicas del municipio que gobernó, arrojaron irregularidades importantes.

El más claro tiene que ver con el uso de facturas falsas para desviar recursos del erario.

Por si fuera poco, acabó preso señalado de haber protegido, desde su cargo como edil de Tecamachalco, a diversos criminales ligados a la ordeña y venta de combustible de Pemex.

Nada de lo anterior ha sido un obstáculo para el crecimiento político de Inés Saturnino López.

Y pasará lo mismo en la actual coyuntura electoral.

El fin de semana se le vio abrazado de la presidenta del PAN en el estado.

Muy juntos, como uno mismo.

Un aval explícito al comportamiento público de un misógino criminal.

Esto pasa en el que juran, que es “el tiempo de las mujeres” en la político nacional.

Así las incongruencias en el bando opositor.

Vaya cinismo.

Qué nivel de desvergüenza.

Pero ni modo.

Seguramente, este impresentable garantiza dinero y apoyo de los grupos de facto a las campañas de varios candidatos del blanquiazul.

Los que juran y perjuran que son los únicos que, en los hechos, dignifican la política.

Guácala.

About The Author

Related posts