22-05-2022 10:20:03 PM

Las aves inmaculadas de la 4T

Por Alejandro Mondragón

 

Lo único que vale para quienes aspiran o reciben alguna encomienda presidencial, en estos tiempos de la 4T, es dispensar de la opinión favorable de Andrés Manuel López Obrador.

 

El perfil, capacidad, ética y lealtad forman parte del relleno del currículum que bien se puede obviar. Lo que cuenta es la voluntad del mandatario.

 

Sus afectos son todo; sus desafectos, nada.

 

El desdoro con el que personajes de la Cuarta Transformación llegan a posiciones presidenciales tampoco importa, aunque incluso las relaciones diplomáticas con otros países estén en juego.

Félix Salgado Macedonio fue acusado de violación sexual en su lucha por la gubernatura de Guerrero. López Obrador salió en su defensa. No llegó a ser mandatario por otro tema, pero es una de las aves inmaculadas de la 4T.

 

Delfina Gómez en la SEP señalada de cobrar moches como alcaldesa en el Estado de México; Manuel Bartlett acusado de disponer de cientos de propiedades, hoy despacha sin rubor en la Comisión Federal de Electricidad; Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz ha sido exhibido por usar la Ley para revanchas políticas, pero López Obrador le dejó en claro “estamos contigo siempre”.

 

El otro sonoro caso es de Pedro Salmerón, quien había renunciado hace meses al Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones Mexicanas, luego de llamar “valientes” a los jóvenes del grupo armado 23 de septiembre por haber asesinado al empresario regiomontano Eugenio Garza Sada.

 

Ahora reapareció como propuesta de AMLO a embajador de Panamá y le llovieron las acusaciones de acoso sexual, las cuales reviven en cada coyuntura. López Obrador salió en su defensa.

 

Dijo que no había ninguna denuncia formal, presentada en su contra, además de que “es un gran experto en estudios sobre Pancho Villa” (sic).

 

Así, López Obrador mete el pecho para los suyos, sin importar la larga cola que traigan.

About The Author

Related posts