03-12-2021 04:36:12 PM

Santiago Nieto: destino fatal

Por Valentin Varillas

 

La carrera pública de Santiago Nieto se ha caracterizado por ser despedido de manera fulminante por el presidente en turno al que le ha tocado servir.

Peña y su pandilla lo echaron fuera de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales de la PGR, como castigo por intentar llegar a fondo en el pago de sobornos de la empresa Obedrecht a personajes que fueron parte importante en la campaña de Peña en el 2012, como Emilio Lozoya.

Se estaba acercando peligrosamente al nudo de la madeja, lo cual impactaría de lleno en la línea de flotación de aquel gobierno, afectando a los auténticos intocables de aquella élite política y empresarial.

Había que sacrificarlo y rápido.

Hace un par de días, con la misma contundencia, su cabeza fue cercenada por el presidente López Obrador.

La razón es todavía más bizarra y raya en el más absoluto surrealismo.

Para Andrés Manuel, la boda de Nieto Castillo fue un evento suntuoso, faraónico, alejado de los supuestos principios de la 4T.

Y digo supuestos porque, la tan cacareada “austeridad” con la que en teoría se desempeñan en lo personal quienes hoy tienen una responsabilidad en el servicio público, es simplemente una quimera.

Una burda puesta en escena que pega mucho en el discurso, pero que no se sostiene en los hechos.

Públicos han sido algunos ejemplos de esta monumental contradicción y que han involucrado al círculo más íntimo del jefe del ejecutivo federal, tanto en lo político, como en lo personal.

Santiago Nieto, haciendo uso de sus más elementales libertades, puede casarse donde quiera y al evento puede darle el nivel que se le dé la gana, siempre y cuando lo costeé con recursos propios.

Destituirlo para mantener e imponer esta enorme simulación de la austeridad franciscana como modelo de vida es por decir lo menos, demencial.

Las razones para correrlo resultan tan ridículas que nos hacen pensar que puede haber algo de mayor peso detrás.

¿Qué tal si de verdad encontró elementos que demuestran que algunos de los que nos han vendido como próceres de la honestidad y las buenas maneras en el ejercicio de gobierno no son realmente las blancas palomas que aparentan? 

Podría ser también que, el otrora poderoso titular de la UIF hubiera avanzado peligrosamente en la investigación de personajes que tuvieron o tienen una gran influencia en palacio Nacional y que aparecen en la investigación periodística conocida como “Pandora Papers”.

Julio Scherer Ibarra, exconsejero jurídico de la Presidencia; Jorge Arganis Díaz Leal, secretario de Comunicaciones y Transportes; y Julia Abdala Lemus, pareja de Manuel Bartlett, movieron fortunas a paraísos fiscales con la colaboración de bancos, asesores y despachos legales. 

Si bien Scherer ya no es parte del gabinete de AMLO, no puede descartarse que algunos de los movimientos reflejados en el texto dado a conocer por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, los pudo haber hecho mientras se desempeñaba como funcionario del gobierno federal.

A Arganis Díaz, ni como ayudarlo.

Sigue ahí, tan campante, como parte del gabinete a pesar de lo expuesto en el reportaje.

Para él, como para otros que gozan de un trato privilegiado, no aplican ni la medianía juarista, ni la austeridad republicana.

En el caso de la señora Abdala, ella ha sido el parapeto que ha utilizado el hoy titular de la CFE para evadir responder por el número de propiedades que son suyas, pero que no aparecen reflejadas en su declaración patrimonial.

Otra vez, pudiera ser, que Santiago Nieto se va de un cargo público por intentar dar resultados concretos en la responsabilidad que en su momento le dio un presidente de la República.

Desgraciadamente, lo más probable es que nunca lo sabremos con exactitud.

 

Las prioridades de Sheinbaum

La jefa de gobierno de la Ciudad de México se tardó apenas unas horas en correr a su Secretaria de Turismo, Paola Félix, por viajar a Guatemala en un avión privado.

Durante 58 días, protegió con uñas y dientes a Florencia Serranía, la directora del Metro capitalino, después del accidente de la Línea 12 que tuvo como saldo 27 personas muertas.

Así, las prioridades de quien quiere gobernar el país a partir del 2024.

About The Author

Related posts