19-10-2021 04:21:34 AM

Le dieron todo para ganar

Por Alejandro Mondragón

 

Nadie dudó que iba a ganar, muchos menos perder, porque si algo tuvo Lilia Cedillo fue estar en el momento adecuado para convertirse en la primera rectora de la BUAP.

 

Sí, después de 25 hombres que pasaron por ese cargo en la vida universitaria.

 

A favor de Cedillo estuvo la estructura de operación política de la BUAP. Le dejaron el consejo aniversitario esparcista, inhabilitaron a sus opositores, la alejaron de la burbuja de la administración saliente, manejaron el sistema voto electrónico y le dieron los espacios mediáticos para construir que la suya era la candidatura ganadora.

 

 

Además, como las unanimidades resultan sospechosas, dejaron que el feudo de los Vélez fuera para la señora Grajales, pero todo lo demás se lo llevó Cedillo.

Fue la candidata de la nomenclatura actual de la BUAP, lo que no garantiza que sea la rectora del mismo grupo.

 

Sin embargo, ella le debe mucho a quienes concluyen su periodo. Le dieron todo para ser la rectora. Que no lo olvide.

 

Los búfalos se desataron con su victoria y la cargada está a tope, sobre todo hoy que el Consejo Universitario califique la elección en la que resultó ganadora.

 

Habrá que esperar a su equipo, qué personajes del pasado regresan, sus cercanos en dónde le servirán y si en verdad empezará la construcción de otra generación de universitarios para dirigir los destinos de la BUAP.

 

Se dice fácil, pero las sacudidas vendrán muy pronto al interior de la máxima casa de estudios, en la que se podrá conocer el estilo que ofrecerá Cedillo hacia dentro y, sobre todo, fuera de la universidad.

 

About The Author

Related posts