22-09-2021 03:54:48 AM

Oposición, obsesionada

Por Alejandro Mondragón

 

En política, como en la vida, o se mama o se da topes. No se pueden las dos cosas al mismo tiempo, aunque se añore por ello.

 

Es la desgracia de la oposición, cuyos dirigentes quieren hacerlo de manera impune, sin escrúpulos.

 

Siguen sin entender de qué se trataron las elecciones del 2018 y la reciente de este 2021. La oposición no será ese gran contrapeso cuando aquellos diputados electos sigan en los cargos directivos.

 

O pretendan reelegirse en las dirigencias de los partidos, como ocurre en Puebla con Genoveva Huerta del PAN; y Néstor Camarillo del PRI.

 

Paren de mamar y dar de topes. Lo peor es que ni siquiera pasaron por la realidad de las urnas, sino que llegaron a ser diputados electos porque ellos mismos se postularon como dirigentes.

Así no se puede, menos si quieren seguir en dos posiciones. No son los únicos.

 

En el PRI, Blanca Alcalá es diputada federal electa plurinominal, pero sigue como Secretaria de Asuntos Migratorios; Javier Casique, otro caso de legislador federal electo y continúa como Secretario de Acción Electoral.

 

Los opositores pierden la autoridad moral que obtuvieron sus partidos en la pasada elección con estas acciones de acaparar más e impedir que otros cuadros ocupen espacios para ser efectivamente contrapesos.

 

La 4T, Morena, López Obrador y Luis Miguel Barbosa gozarán de cabal salud con esta oposición enana, incapaz de abrir el abanico a la militancia y abandonar la obsesión de acaparar.

 

Le decía hace unos días que sin empezar su ejercicio de poder en este 2021, ya andan en el 2024 como si dentro de tres años fuera una prioridad.

 

Bien harían en repasar la historia de las elecciones intermedias, en las que no todo lo que brilla es oro.

About The Author

Related posts