13-05-2021 05:10:18 PM

El otro Precioso

Por Alejandro Mondragón

 

El diputado federal de Morena, Saúl Huerta, sigue cobrando y con fuero, gracias a la protección que recibió de los legisladores, encabezados por Ignacio Mier y la dirigencia nacional con Mario Delgado.

 

Y tanto que los morenistas se cansaron de censurar y atacar a Mario Marín, exgobernador de Puebla, detenido por el escándalo de protección de pederastas.

 

“No hubo tiempo”, fue el alegato del partido de Andrés Manuel López Obrador en el juicio de desafuero que se reclama contra Saúl Huerta, hoy factor de la campaña electoral.

Precisamente Huerta usó el fuero para salir en libertad, después de su detención, acusado por agredir sexualmente a un menor de edad, en un hotel de la Ciudad de México.

 

Morena lo protegió y lo mantiene blindado contra la acción de la justicia. Es la impunidad que prometieron erradicar.

 

Por eso, este tema de las agresiones a menores ha sido tomada como bandera de parte de la oposición PAN, PRI y PRD, cuyos candidatos exhiben a Huerta como intocable del poder.

 

Es el otro Precioso por más que aparezcan más casos en su contra, sea un apestado político, haya sido obligado a renunciar a la candidatura a diputado federal por el distrito XI de Puebla, lo despojaran de sus derechos partidistas y hasta ande escondido.

 

El hecho es que goza de fuero porque Morena no quiso proceder, de la misma manera en la que ignoró las denuncias por violación contra su excandidato a la Gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, o los toqueteos del abanderado por Zacatecas, David Monreal.

 

Para estos señores y señores existe el principio juarista: a los amigos, la Ley y Gracia; a los enemigos, La Ley a secas.

 

About The Author

Related posts