04-12-2020 02:01:11 PM

Descarrilar a la 4T, reto de la Alianza Federalista

Por Alejandro Mondragón

 

El exgobernador Melquiades Morales aseguraba que jamás un mandatario priista se había sentido tan respaldado que con un presidente opositor como Vicente Fox.

 

El exmandatario Mario Marín afirmaba que ni se extrañaba al PRI en Los Pinos, porque las gestiones priistas recibían recursos federales sin precedentes, además de cobijo político ante problemas que enfrentaban.

 

El exjefe del Ejecutivo, Rafael Moreno Valle, nunca se quejó de los fondos que enviaba Felipe Calderón a Puebla, pero se regocijaba de todo el apoyo de Enrique Peña Nieto, quien incluso autorizaba la entrega de dinero a comprobar, a través de Hacienda, como anticipos.

 

Así vivieron los exmandatarios en la Conferencia Nacional de Gobernadores, la cual por 19 años se convirtió en el refugió de protección política, liberación de fondos y, por qué no decirlo, en la alianza de complicidades.

 

Moreno Valle advirtió como presidente de la Conago que, eso sí, con Peña Nieto, la agenda a tratar se establecía desde Los Pinos y los acuerdos comenzaban a ser impuestos, pero mientras fluyera el dinero no pasaba nada.

Los tiempos cambiaron. La tacañería de Andrés Manuel López Obrador que quiere replicar su modelo de austeridad en los Estados, aunado a la crisis del coronavirus y sus nocivos efectos económicos, llevó a 10 gobernadores opositores a la 4T a salirse de la Conago.

 

Peeeero el fondo tiene que ver con la sequía presupuestal que dejará a los gobernadores de Chihuahua, Aguascalientes, Durango, Guanajuato, Tamaulipas del PAN; Coahuila del PRI; Jalisco de Movimiento Ciudadano; Michoacán del PRD; y Nuevo León, independiente, sin márgenes de maniobra para la operación electoral en sus estados en 2021.

 

Ahora reclaman un nuevo pacto fiscal que nunca pidieron, menos presionaron, a Calderón y Peña Nieto, para lograrlo.

 

La Conago tiene hoy la interlocución de los gobernadores con el Presidente. ¿La tendrá la Alianza Federalista o López Obrador tratará el tema caso por caso?

 

Lo cierto es que lo que ocurre entre los gobernadores y presidente es la lucha por el poder. La elección del 2021. Ellos quieren descarrilar a la 4T, pero él pretende darle el próximo año un matiz transexenal.

 

Vienen más chingadazos ante un país dividido, en plena pandemia.

 

About The Author

Related posts