19-10-2020 10:46:20 PM

Acaba el negocio de poder morenovallista

Por Alejandro Mondragón

 

Un negocio de 500 millones de pesos anuales (en época de campañas electorales alcanzaba los mil millones de pesos) que construyó el morenovallismo llegó a su fin: los espectaculares.

 

En este modelo de negocio que implicó modificar leyes ambientales, uso de suelo, despojar a ayuntamientos de facultades y hasta usar empresas de comunicación de prestanombres participaba la burbuja morenovallista.

 

El esquema brindaba dos cosas: dinero y poder. Recursos para la imagen política y controlar la publicidad exclusivamente para quienes garantizaban la continuidad del proyecto.

 

El Congreso del Estado echó abajo este modelo de negocio electoral con la prohibición de usar espectaculares, revistas, libros, transporte y mobiliario pública con fines electorales en Puebla.

 

Desde este sistema también se crearon campañas negras contra los opositores al morenovallismo.

 

Detrás de todo estuvieron los morenovallistas, los principales operadores, pero también empresarios y medios de comunicación beneficiarios.

Por ejemplo:

 

Eduardo Torres Chedraui, primo del ex líder legislativo del PAN, Jorge Aguilar Chedraui. A él le concesionaron los puentes peatonales; Jean Paul Ambrogi, asociado con el ex secretario Rodrigo Riestra. Disponen de 100 áreas con anuncios.

 

También aparece el grupo más gandalla: Sergio Riquelme, José Hanan Bubid e Iñigo Ocejo, con amplios espacios a su disposición.

 

Y otro beneficiado con el acaparamiento de 140 áreas verdes en la exclusiva área metropolitana de Angelópolis es Marcelo García Almaguer, a través de su prestanombres Mauricio Santoyo.

 

También figuraron Gerardo Islas y por la vía de terceros Alejandro Armenta Mier y José Juan Espinosa, éste último del PT, partido que se opuso a la reforma legal.

 

Después del helicopterazo, estos personajes usaron a dueños y propietarias de medios de comunicación para ofrecer sus espacios a los gobiernos de la 4T, como si en realidad fuera de ellos/as, previa jugosa comisión.

 

Fueron descubiertos y a partir de ahí comenzó el desmantelamiento de lo que fue uno de los más jugosos negocios de poder del morenovallismo.

 

About The Author

Related posts