14-08-2020 08:38:13 AM

La mano de Marcelo

Por Alejandro Mondragón

 

Dos personajes fueron más que ovacionados, durante la toma de posesión de Luis Miguel Barbosa como gobernador de Puebla: el canciller Marcelo Ebrard y el diputado federal, Mario Delgado.

 

En el imaginario político de la entidad quedó claro que el mandatario abrió su abanico de opciones, luego de la férrea alianza que sostuvo con la lideresa nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky.

 

¿Qué pasó en el camino?

 

¿Qué ocurrió de agosto del 2019 a la fecha, entre esos personajes?

Delgado trae amarre con Ebrard para arribar a Morena, a efecto de cerrar el paso a otro sujeto: Ricardo Monreal.

 

En círculos nacionales se plantea con claridad un bloque que se mueve para garantizar la mayoría legislativa al presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

Aquí figuran Marcelo Ebrard, el secretario de Relaciones Exteriores; Julio Scherer, consejero jurídico presidencial; Miguel Torruco, titular de Turismo; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; y hasta se menciona a Alfonso Durazo, responsable de la Seguridad Pública.

 

Sume dos más: Mario Delgado, el diputado que va por la dirigencia nacional de Morena; Santiago Nieto y la poderosa Unidad de Inteligencia Financiera.

 

Ellos van por el control de Morena en el país y los estados para amarrarle las manos a los mandatarios en las decisiones de candidatos y que estos salgan del partido.

 

En Puebla, van por lo mismo. Evitar que barbosistas controlen a Morena y sacar a las posiciones de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco.

 

No quieren que ante el pleito local, entre Rivera y Barbosa, se vaya a quedar con la plaza el grupo de Ricardo Monreal con el senador Alejandro Armenta Mier.

 

Pero también pretenden arrinconar al gobernador Barbosa. En las filtraciones sobre el caso Lozoya que salieron de Relaciones Exteriores a medios nacionales puede hallarse la primer pista.

 

Un raspón siempre ayuda a negociar, dicen los expertos.

 

About The Author

Related posts