12-08-2020 05:57:04 PM

El fracaso se llama Morena

Por Alejandro Mondragón

 

Lo que ha fracasado en el país no ha sido la Cuarta Transformación, cuyos cimientos apenas se empiezan a colocar, en medio de la peor crisis de salud de cualquier arranque sexenal.

 

Lo que resulta lamentable es Morena, el partido gobernante, incapaz de entender el desafío de desmantelar las estructuras anquilosadas de poder. El establishment que construyeron por años, PRI y PAN.

 

Es un desastre lo que pasa al interior de Morena. El canibalismo político va en aumento. Se pondrá peor que la definición de candidaturas, las cuales todos quieren y creen poder.

 

¿Qué va a hacer la dirigencia de Morena sin Andrés Manuel López Obrador en la boleta electoral para el 2021 y alejado del partido que él construyó?

Están acabados. El partido no ha sido ese PRI o PAN que en su tiempo operaban como escuderos del presidente. Por algo, López Obrador se ha quejado de ser el mandatario más atacado, mientras su partido, Morena, sigue en sus guerras estúpidas por controlar el poder, que no les pertenece.

 

Ninguno de quienes hoy ocupan espacios de decisión en los gobiernos federal, estatales o municipales, así como el legislativo, llegaron por ellos mismos.

 

Todos se colgaron de la imagen del caudillo López Obrador, quien ya instalado en Palacio Nacional no ha tenido al partido que requiere.

 

Morena dejó solo al presidente, como igual ocurre con los gobernadores y alcaldes/as, quienes son víctimas del fuego cruzado de la oposición, en tanto la cúpula del partido se disputa miserias internas de poder.

 

Nada bueno le augura al partido del presidente en la elección del 2021. El problema es que la derrota se la van a endilgar a López Obrador y gobernadores, y no a una Morena que se perdió en la borrachera del 1 de julio del 2018.

 

El infierno estará de fiesta.

 

About The Author

Related posts