28-05-2020 12:43:37 PM

El veredicto final

Por Rodolfo Rivera

Finalmente se dio a conocer el informe técnico definitivo por parte de las autoridades federales, para explicar la caída del helicóptero en el que viajaban y murieron el 24 de diciembre de 2018 los ex Gobernadores Rafael Moreno Valle, Martha Érika Alonso, los pilotos de la nave y un asistente personal del entonces Senador de la República.

El Secretario de Comunicaciones y Transportes federal, Javier Jiménez Espriú, dio a conocer las conclusiones de las Agencias de Canadá, de U.S.A, de Italia y dela Unión Europea y la conclusión, en pocas palabras fue: Un fatal accidente por falta de mantenimiento de la nave, al fallarle piezas fundamentales que no fueron arregladas o sustituidas en su momento. El helicóptero no debió haber seguido volando desde días antes de su último despegue.

Punto. Un accidente por negligencia de la compañía que era dueña (supuestamente) del Helicóptero, Servicios Aéreos del Altiplano S.A. de C.V.

Las agencias investigadoras internacionales nunca encontraron restos de explosivos que hubieran hecho pensar en un atentado, no se encontró ningún sabotaje en las piezas encontradas. Los pilotos eran expertos y estaban certificados. En la Ruta conocida de memoria no hubo mal tiempo.

En fin… una terrible fatalidad que cobró la vida de los personajes más poderosos de Puebla en su momento.

Dese luego los panistas (los dirigentes, porque la mayoría de los panistas de a pie en Puebla nunca simpatizaron del todo con Rafael Moreno Valle y su esposa) no creen en la versión y han dicho cualquier cantidad de cosas, aprovechando la confusión mediática que existe en estos momentos por la epidemia del COVID-19.

Yo solo les recuerdo algunas cosas.

De entrada, dicen que cómo es posible que justo ahora se de el informe final del helicopterazo. Pero recuerdo perfectamente que Jiménez Espriú a finales de año dijo que sería a finales de marzo cuando se emitiría el Informe final. Y estamos justamente a finales de marzo. Que se haya juntado con el tema del COVID-19, ese es otra cosa.

Lo dieran cuando lo dieran, los dirigentes panistas iban a estar en descuerdo. Y si no lo hubieran dado ahora que estaba anunciado, entonces gritarían que por qué retrasaban más el Informe si habían dicho que sería a finales de marzo y bla, bla, bla.

Por otro lado, Genoveva Huerta y Marko Cortés han insinuado hasta el cansancio que “fue un atentado” y que seguramente el hoy Gobernador Miguel Barbosa tuvo que ver en el tema (no pocos así lo pensaron). Yo solo les recuerdo que en ese momento (diciembre de 2019) Barbosa ni siquiera tenía poder alguno, ni era Gobernador, ni manejaba ningún aparato de poder o policíaco… como sí lo manejaban los hoy occisos.

 

Vaya, solo que hubiera habido una gran conspiración malévola que manejara satélites extra-atmosféricos que mandaron un rayo misterioso que hizo fallar los controles del helicóptero y el Capitán Coppe no pudo hacer nada. Ya no vean tanta película.

Si fue un perverso atentado… pues fue de un poder interestelar que hizo que fallara el helicóptero, porque si alguien era cuidadoso de en dónde viajaba (por algo sería) era Rafael Moreno Valle, quien, por cierto no hacía jamás viajes largos por tierra en Suburbans o cualquier camioneta blindada, justamente por temor a un… atentado. ¿De quién? ¿A quién temía Moreno Valle? Eso solo él lo sabía.

Pero lo que sí es un hecho es que a los de MORENA y compañía NO les tenía miedo. No los bajaba de una “bola de pendejos” incapaces de hacer nada bien y demás calificativos que dominaba en su lenguaje cotidiano.

A los teóricos de los atentados y las conspiraciones, mejor búsquenle en los acuerdos no cumplidos con grupos criminales que crecieron y dominaron el Estado durante el morenovallismo. No con los pobres de MORENA.

Pero el Informe de canadienses, estadounidenses, italianos y europeos en general es más que claro: NO hay rastro alguno de que haya habido algún atentado.

Ya si la Compañía dueña de la aeronave, a propósito “descompuso” las piezas o hubo un sabotaje planeado (cosa absurda, porque los dueños eran amigos muy cercanos, vaya socios, de Rafael Moreno Valle) es otro tema. Ya vendrán las responsabilidades para ellos, según lo anunció Jiménez Espriú.

Finalmente, Marko Cortés y Genoveva Huerta hoy gritan su desacuerdo con el Informe final, como tenía que ser. Pero los inocentes no se ponen de acuerdo en el por qué darlo a conocer en estos momentos.

Genoveva afirma tajante que es “una cortina de humo” para tapar las incapacidades lopezobradoristas en el manejo de la epidemia del COVD-19. Que lo dieron a conocer justo ahora (aún cuando estaba anunciado desde diciembre que sería en estas fechas) porque López Obrador quiere cubrir la emergencia en la que estamos y que ahora sí costará miles de muertos y bla, bla, bla. Versión de Felipe Calderón (a quien no lo quieren ni los panistas), por cierto.

Pero Marko (así, con “K”) Cortés grita (con esa voz especial que posee) y dice que la “cortina de humo” es justamente la epidemia del COVID-19 para tapar el Informe final perverso y que la gente no se entere de que fue un malévolo atentado. Que se usó el momento para “tapar” el infame veredicto final.

Por fin… ¿entonces cuál es la cortina de humo? ¿El Informe perverso para tapar la crisis del COVID-19… o la crisis del COVID-19 para tapar el Informe perverso?

Dirían las chamacas fresas de hoy : “¡Mis vidos!”

En fin. Todo indica (NO hay otros elementos para atribuir otros motivos) que el helicóptero cayó por una terrible fatalidad imprevista, justo cuando viajaban juntos los dos personajes más poderosos de Puebla a finales de 2018.

Destino le dicen unos.

Karma le llaman otros.

Pinche suerte los más sabios.

Es cuanto.

 

About The Author

Related posts