El domingo, referéndum a ediles

Por Alejandro Mondragón

 

Apenas concluya la elección extraordinaria en Puebla, la clase política se empezará a preparar para el 2021.

 

Sí, como lo lee. Se trata del reacomodo de intereses para obtener candidaturas, revisar las estructuras y saber con qué y quién se cuenta para la renovación de diputados federales y locales, así como las presidencias municipales.

 

La mayoría de los alcaldes provenientes de Morena tendrán este 2 de junio su primera evaluación, ¿hicieron bien la tarea? ¿cuántos votos aportarán con su desempeño de gobierno al candidato Luis Miguel Barbosa?

 

Del otro lado, ¿qué tanto influirá el desgaste en términos de opinión publicada del presidente Andrés Manuel López Obrador en Puebla?

 

Y ¿qué tanto se olvidó al morenovallismo y panismo, tras 9 años de ganar elecciones?

 

 

El punto crítico para perfilar el 2021 se localiza en el desempeño de gobierno de los ediles de Morena. La mayoría alejado de los objetivos de la cuarta transformación. Diría que no saben qué hacer, por dónde ir y de qué manera atender sus incapacidades.

 

Uno de los temas más sensibles es la inseguridad, donde precisamente figuran reprobados por el Semáforo Delictivo: Puebla, Cuautlancingo, San Martín Texmelucan, Amozoc y Tecamachalco, todos de extracción morenista.

 

En otros rubros, como empleo, servicios públicos y obra se percibe una parálisis.

 

O se realizan cambios de fondo, no cosméticos, o Morena pasará con más pena que gloria, amén de que serán derrotados en las elecciones intermedias, donde se juega nada menos que el referéndum al presidente López Obrador.

 

¿Habrá invitaciones al gabinete, donde hagan menos daño en términos políticos para la elección del 2021?

 

Así que no hay que esperar hasta  ese año para saber quién puede reelegirse o no, hoy casi todas las autoridades morenistas estarían en la lona.

 

El tiempo ya corre.

 

About The Author

Related posts