Morena, sin sorpresas: los necios del BEAP

Por Rodolfo Rivera

 

 

Pues ya hay candidato para Gobernador en MORENA. Sin sorpresas, nos enteramos el lunes por la noche, primeros minutos del martes, que el nominado para buscar el cargo es Luis Miguel Barbosa.

No hay sorpresa, repito, sino algunos que insisten en hacerse los sorprendidos. Durante semanas, todas las mediciones demoscópicas de empresas serias, locales y de la Ciudad de México (“nacionales”) dimos los mismos resultados: Barbosa era el candidato más conocido y a quien preferían como candidato, tanto el público en general como los simpatizantes de MORENA.

La medición interna de MORENA no tenía por qué dar resultados diferentes. Lo dijimos una y otra y otra vez.

Y no, no busquen triquiñuelas o datos falsos los que perdieron: Barbosa estaba y está mejor posicionado en prácticamente todos los rubros a medir… por ser el personaje más conocido. Es cierto que eso eleva sus “negativos” (palabrita inventada por los “consultores”), pero desde luego también sus “positivos”. Pero esto último parece inentendible para los simpatizantes de Alejandro Armenta.

Y es lógico, a nadie le gusta salir “abajo” en las encuestas. Pero si aceptas jugar con esas reglas, pues ni modo, a aceptar los resultados. O sea, qué molesta es la típica actitud del político de siempre: Apoyo y alabo las encuestas donde voy arriba, descalifico y vomito en las que salgo abajo.

En fin. Lo que yo defiendo –lo aclaro una y mil veces- es el trabajo profesional de quienes hacemos las investigaciones de opinión pública en el BEAP y desde luego de todos los colegas serios, que son bien pocos.

Pero también desde aquí manifiesto mi inconformidad con los señalamientos y denostaciones de muchos que, como ahora su candidato no es favorecido en las mediciones… se vuelven feroces críticos de quien gana una medición.

Finalmente sobre el tema, una crítica constructiva: Creo que los señalamientos de Alejandro Armenta contra todos los que él piensa que le hicieron trampas o manejaron el gobierno interino de Puebla para afectarlo, son producto de su molestia… pero pues entonces que también vaya y le diga lo mismo al Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque él es la cabeza real de MORENA a nivel nacional. No entenderlo es, simplemente, ver conspiraciones en todos lados, incluyendo el partido que lo cobijó cuando se salió del PRI y ahora gracias a él (todos lo sabemos) es Senador de la República.

Todos (TODOS) los que ganaron algún cargo de elección popular en 2018 lo lograron gracias a uno que se llama Andrés Manuel y se apellida López Obrador. No entenderlo es subirse a un ladrillo y marearse.

Ahora bien, terminaron todos los procesos internos y ya está todo listo para que arranque la verdadera campaña con los verdaderos contendientes.

MORENA como partido comienza con una enorme ventaja, provocada por las magníficas calificaciones que sigue teniendo el Presidente de la República. Miguel Barbosa inicia como el candidato a vencer, por ese enorme bono de confianza que le brinda ser candidato de MORENA.

Sí, tendrá críticos y detractores (muy feroces los internos de MORENA, por cierto y desde luego los del PAN que vierten todos sus ataques en Twitter, red social que es usada por… el 5% de los internautas), pero esos no le merman mucho a las preferencias, como no le restan aprobación al Presidente López Obrador.

Así es, entiéndanlo. No sé si esto siga varios años, pero al menos para esta próxima elección sí. Y me atrevo a aventurar que también para la de 2021.

Creo sinceramente que las candidaturas de Enrique Cárdenas del PAN y lo que le resta de aliados y Alberto Jiménez Merino del PRI, son más bien testimoniales y premio en sus “respectivos” partidos por ver quién era el valiente que se lanzaba. Ya lo mediremos y comprobaremos en las siguientes encuestas.

Porque desde luego que en el BEAP seguiremos midiendo. Igualito que todo el año pasado, cuando decían que hacíamos encuestas “patito” y que éramos unos necios al afirmar que hubo fraude. Antes solo fuimos nosotros los que denunciamos las irregularidades… ahora todo mundo es convencido barbosista. Eeeeen fin.

Pues aquí estamos y seguimos.

Tenemos 20 años de ser patitos bien pinches necios.

Pronto, nuevos números recientes. Sí, ya andamos midiendo.

 

 

About The Author

Related posts