Niega Armenta conflicto con dirigencia nacional de Morena

Por Karina Fernández

 

El precandidato de Morena a la gubernatura de Puebla, Alejandro Armenta Mier negó sentirse aludido cuando la dirigente nacional del partido, Yeidckol Polenvsky llamó “sabandijas” a quienes provienen de otros partidos políticos y cuestionan los métodos de selección de candidatos a un cargo de elección.

En entrevista telefónica, el senador con licencia detalló que él no está inconforme con las decisiones que ha tomado la dirigencia nacional del partido en relación al proceso electoral extraordinario de Puebla, y recalcó que su reclamó está dirigido hacia la intromisión del gobierno estatal en el proceso, directamente desde la Secretaría General de Gobierno.

“Respeto pleno a la libertad de opinión de cada quien. Yo estoy muy agradecido con el partido, ya lo he dicho, y no tengo ningún problema, estoy agradecido, contento y he denunciado la elección desde el gobierno, concretamente la violencia política que realizó el secretario de Gobernación”, dijo.

Se refirió al secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto a quien responsabilizó de la remoción de Miguel Trujillo como coordinador de la bancada del Partido Encuentro Social en el Congreso del estado, y de más de una treintena de denuncias por violencia política.

No obstante, sostuvo que respeta y confía en la transparencia de la encuesta que aplicará el partido para la definición del candidato para la gubernatura de Puebla.

Aseguró que obtendrá buenos resultados con la precampaña que encabezó en pasados días y a la que dijo no haber incorporado personajes de “dudosa” reputación, como hizo su contrincante, Miguel Barbosa Huerta al incluir al priista Javier López Zavala en sus mítines.

Biestro de brazos cruzados para iniciar “limpia” al interior de Morena

Gabriel Biestro, diputado local de Morena consideró que no es momento de iniciar una “cacería” contra militantes cuya conducta no se apega a los estatutos del movimiento. Comentó que él no solicitará que se investigue y se expulse a quienes no comparten la visión del partido.

En entrevista, reconoció que Morena sabía de los riesgos que representaba sumar a sus filas del partido a oportunistas que brincaban de un partido a otro para materializar sus proyectos personales.

No obstante sostuvo que en pleno proceso electoral no es momento de que el partido se ocupe de esta situación, aunque finalmente será la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido quien decidirá cómo actuar en relación a quienes han incurrido en faltas graves.

“Como militante tengo el derecho y tengo la obligación pero creo que ahorita no es el momento y no presentaría algo así, porque el partido nació limpio. Yo confío en la Comisión de Honestidad y Justicia, en el Comité Ejecutivo Nacional y en el propio sistema inmunológico del partido que va a sacar a los cuerpos que le resulten dañinos”.

Opinó que no todas las personas que llegaron a Morena hicieron daño a partido pues hubo a quienes sí valió la pena abrirles las puertas, pues fueron personas valiosas y que llegaron a enriquecer al partido y a trabajar en favor de los mexicanos.

Asimismo, recordó que el propio Andrés Manuel López Obrador decidió darle el derecho a la  gente a participar y entrar a la cuarta transformación a sabiendas que el riesgo existía abrir el proyecto a distintas personas.

About The Author

Related posts