Gobierno interino… de reconciliación

Por Rodolfo Rivera Pacheco

 

Como lo habíamos adelantado desde hace tiempo –incluso desde mucho antes de que el TRIFE diera su veredicto a favor de Martha Érika Alonso, pero a todos les da flojerita recordar- el Maestro Guillermo Pacheco Pulido fue ratificado como Gobernador interino de Puebla. Nadie con su experiencia, ya muy por encima de fobias o rencillas de chamacos.

Esto luego de que en MORENA reinó la sensatez y ningún Diputado local ni Federal prevaleció para ser nombrado, ante el ambiente de polarización que esto ocasionaría. Pero tampoco fue ratificado ni Rodríguez Almeida ni ningún otro morenovallista radical, afortunadamente.

Si esto último ocurría, hubiera generado más polarización aún, sabiendo cómo se las gastan los morenovallistas para “operar” elecciones. Y era más que seguro que así lo harían en la elección que se verificará el próximo 2 de junio. Pesar lo contrario es absurdo y de párvulos.

La decisión fue tomada en la Ciudad de México, es más que evidente. También lo escribí por aquí en su momento. Y el propio Presidente López Obrador así lo dejó claro la semana pasada que pasó de visita por Puebla en Huauchinango: Fue más que expresivo el espaldarazo que le dio al nuevo Gobernador. Quien no lo vio así sigue también en el jardín de niños.

Creo honestamente que también así se decidirá –con más razón creo- la candidatura de MORENA a la Gubernatura constitucional. López Obrador y su partido no pueden arriesgarse a dejar en manos de los miembros de MORENA esta nominación, conociendo su ya tradicional división y grillerío interno.

Lo he mencionado muchas veces aquí mismo: Lo mejor que saben hacer los líderes de izquierda en este país es dividirse y debilitarse mutuamente. Y hoy MORENA en Puebla es claro ejemplo (absurdo e ilógico) de ello. Cuando más tienen posibilidades de obtener triunfos electorales, es cuando más quieren dividirse ante el hecho real de alcanzar el poder. Simplemente todos lo quieren.

Pero que nadie se confunda. La decisión de la candidatura para Puebla se toma en Palacio Nacional y con el círculo más cercano de asesores que tiene López Obrador y en el que destaca también con toda claridad la líder de MORENA Yeidckol Polevnsky. Ver otros escenarios es hacerse bolas innecesariamente. AMLO ha demostrado una y otra y otra y otra vez que él toma las decisiones en MORENA y que una vez dicha su última palabra todos la acatan o… pierden su confianza.

Pero volviendo al tema original, finalmente se ha constituido el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido.

Y en esta primera semana ha demostrado que lo que menos desea es dividir ni polarizar más a la sociedad poblana. Ha sido un largo año de divisiones, pleitos, ataques, incertidumbre e inestabilidad económica y social.

Por eso lo polémico de los nombramientos de su nuevo Gabinete. En primer lugar, es claro que quiere gente que sepa de los temas y las áreas que se les asigna. Nadie puede ponerse a aprender cuando la gestión será apenas de unos meses.

Ahí encuadran nombramientos como los de Jorge Estefan, Fernando Manzanilla, Alejandro Cañedo, Manuel Alonso, Arturo Hernández Davy, Fernando Crisanto y otros más, sin importar su procedencia partidista o simpatías personales. El requisito es que conocieran las áreas asignadas. Punto.

Y también ha respetado con magnanimidad algunos puestos para colaboradores cercanos de Martha Érika Alonso, como Franco Rodríguez o la misma Sandra Izcoa, dos de los personajes de más confianza de la fallecida gobernadora.

Me da gusto que ponga también a gente honesta y con ganas de trabajar –y sin necesidad alguna de lucrar o robar- como Julián Haddad, en el Instituto Poblano del Deporte.

Desde luego, hay críticas para todos ellos, pues en Puebla jamás se puede dejar contentos a todos –lo he repetido mucho también aquí- pero al menos por el momento, veo como un acierto la inclusión de todos los personajes. Esperemos que cumplan y hagan una magnífica gestión… de apenas 5 meses. Si son ratificados por el que sea nuevo Gobernador pues ya se verá.

Pero la tarea más importante que tendrá el corto gobierno de Pacheco Pulido es preparar la nueva elección. Con imparcialidad, con limpieza, con respeto a todos los candidatos. No puede darse una nueva elección de Estado ahora de otro signo. Sería inaceptable.

Lo mejor es dejar que haya preferencias naturales en los electores. Y al día de hoy sigue habiendo una fuerte y clara tendencia a favor de MORENA y quien sea su candidato. Y es falso, por cierto que alguien tenga más preferencia que otros. Con cualquiera gana MORENA al día de hoy. No inventen.

Pero también es cierto que tendrá que venir la campaña y todo lo que eso significa. Hoy MORENA tiene ventaja sobre los demás partidos, pero falta ver quiénes son los demás candidatos. Y los errores y aciertos en la campaña.

Eso sí, al ya no existir “operación” morenovallista (mapacherías y compra de votos), es lógico que habrá resultados más “naturales” y que las tendencias marcadas por los estudios de opinión pública serios (encuestas pre-electorales) ahora sí tendrán mucha validez y no como antes, que todos los encuestadores sabíamos que habría variaciones de algunos puntos porcentuales el día mismo de la elección, siempre a favor de los candidatos morenovallistas.

Pues Rafael Moreno Valle ya no existe. Y sus “operadores” (mapaches y rateros electorales) están descabezados, algunos huyendo, otros escondidos y sin el elemento más importante con el que se movían a sus anchas: Dinero público.

Entonces resumiendo: Puebla tendrá una elección más limpia, sin asquerosos mapaches, supervisada por un gobierno moderado e incluyente y organizada al parecer por el INE y no el nefasto e incompetente Instituto Electoral del Estado donde por cierto, también ya empezaron las deserciones y graciosas huidas y finalmente ya con un TRIFE más imparcial y sin la convenenciera Presidenta Janine Otálora.

Todo… todo como resultado de aquel fatídico 24 de diciembre.

La verdad -dice siempre mi señor padre- no hay mal… que por bien no venga.

About The Author

Related posts