23-04-2021 09:44:48 AM

Fobia legislativa

Por Alejandro Mondragón

 

A la decrépita minoría morenovallista del Congreso de Puebla, habrá que agregarle un ingrediente más para convertir al contrapeso legislativo en una guarida de fobias que no acabará nada bien.

 

Aunque se supone que el líder de la Junta de Coordinación Política y cabeza de la mayoría de la alianza Juntos Haremos Historia es Gabriel Biestro, lo cierto es que quien desordena y destruye todo es José Juan Espinosa.

 

Este pillastre de la política poblana ha echado por tierra diversos acuerdos políticos alcanzados por Biestro con otras fracciones parlamentarias.

 

Apenas llega el mentado JJ, modifica, desconoce y regaña a Biestro, quien asume su papel de barco legislativo.

 

 

El problema no es eso. Ojalá. El punto es que la fobia a todo aquello que tenga que ver con el morenovallismo, el cual lo cobijó en su momento (diputado local y alcalde de San Pedro Cholula), ha ocasionado que diversas reformas carezcan del debido proceso.

 

No se han sustentado jurídica y legislativamente los procedimientos que los dictámenes ya fueron tirados por el Ejecutivo.

 

Este lunes Antonio Gali dio a conocer que vetó reformas asumidas por la mayoría morenista en función de los beneficios o daños que pudieran ocasionar política o socialmente al Estado.

 

¿Se imagina la exhibida del Legislativo al desechar el dictamen contra la Ley Bala o el tema del Fiscal, por la falta de un debido procedimiento jurídico?

 

José Juan Espinosa saca sus fobias a la menor provocación ante un callado Biestro que termina como figura decorativa de un Congreso que prometió ser el contrapeso del Ejecutivo.

 

Nadie ha llorado el fin de la Ley Bala y ahora las expropiaciones exprés, ni los cambios al nombramiento del Fiscal, pero faltan más como la concesión del agua y devolver facultades a los gobiernos municipales que les chingó el morenovallismo, por lo que si José Juan sigue con sus fobias y Biestro en la sumisión, entonces el Congreso pasará a la historia como un eructo de la picaresca política local.

 

En Puebla, se vive ya la transformación de cuarta.

 

 

About The Author

Related posts