24-01-2022 12:01:00 PM

Melquiadistas compran Notarías

Por Alejandro Mondragón

Ya se concretó la venta de la tercera Notaría en Puebla en el sexenio morenovallista, a pesar de que se reformó la Ley en la materia para impedir este tipo de transacciones.

Existe un común denominador en las tres operaciones de compra/venta de las patentes: los beneficiarios son personajes cercanos al melquiadismo, pero todos favorecidos por el morenovallismo.

César Sotomayor adquirió la notaría 11 de Puebla a Raúl Reyna Asomoza. Ya se autorizó su nombramiento como fedatario auxiliar.

Sotomayor fue director del DIF estatal en el sexenio de Melquiades Morales. La hija del hoy ex gobernador es la flamante presidenta del Colegio de Notarios de Puebla, Verónica Morales de Villanueva, esposa del Auditor del Estado, David Villanueva Lomelí, socio del subsecretario de Gobierno, Fernando Morales Martínez, donde también trabaja el sobrino Jesús Morales y el otro yerno de apellido Mirón.

Como auxiliar, Sotomayor espera la renuncia del titular para asumir el cargo.

En lo que va del sexenio se han autorizado tres nombramientos: José Irabién, financiero de la campaña morenovallista en 2010; Verónica Morales, para ser presidenta de los fedatarios; y ahora César Sotomayor.

Una veintena de solicitudes se encuentran congeladas.

Sin embargo, tres notarías ya han sido vendidas. El gobernador Rafael Moreno Valle había censurado estas operaciones y reformó la Ley para evitarlas, sin embargo, la realidad es otra.

La patente número 27 de Puebla, a cargo de Consuelo Quirós, fue vendida a Hugo Zurita.

La número 1 de Cholula de Enrique Camarillo fue comprada por Óscar Veana y Abel Velázquez, representantes de los intereses del notario y diputado panista Sergio Moreno Valle.

Esa transacción ascendió a 8 millones de pesos más la amenaza al hijo de Don Eleazar de que si no la vendía se la iban a quitar de todos modos.

Y la 11 de Puebla de Reyna a Sotomayor.

En todas siguen los exdueños como titulares, aunque ya vendieron. Esperan los nombramientos para consolidar la operación.

En estas ventas salen favorecidos los morenovallistas.

Zurita fue compañero de Verónica Morales en la Libre de Derecho.

Veana es hijo del patrocinador de Melquiades Morales en 1998.

Y Sotomayor fue el director del DIF estatal en el sexenio melquiadista.

Verónica Morales, como presidenta del Colegio de Notarios, prometió acabar con esa práctica de venta de patentes. Ya en su gestión se concretó una, la de César.

Lo que Melquiades Morales no pudo como gobernador, ahora lo consigue como ex mandatario: que los suyos se favorezcan con notarías.

Faltaba más.

abajomondras

About The Author

Related posts