28-10-2021 01:36:55 PM

Huepa-Paisano: el rompimiento

Por: Valentín Varillas

Un auténtico cisma se ha dado en las dos posiciones de poder que hasta poco coexistían pacíficamente al interior del ayuntamiento de San Andrés Cholula.

Miguel Ángel Huepa y el clan de los Paisano han fracturado una alianza que no sólo les permitió perfilar posiciones de control absoluto en la administración pública de ese municipio, sino darle forma a una muy rentable red de complicidades que fueron la génesis de millonarios negocios al amparo del poder.

Una muestra de clara del cisma se dio exactamente hace un par de semanas, cuando por órdenes directas de Leoncio Paisano, Janet Rivera Martínez, incondicional de Huepa, fue cesada de manera fulminante como encargada de despacho de Desarrollo Urbano, puesto al que llegó en lugar de Gustavo Garmendia.

El hoy diputado federal electo había logrado colar a Rivera Martínez en la dependencia para mantener el control de la estructura de generación de ingresos ilícitos que fundó y operó con éxito Garmendia, quien en los hechos era un socio de facto de Huepa.

tempestad29

La fractura comenzó cuando los Paisano y su grupo se enteraron, a través de versiones de prensa y de declaraciones de los propios involucrados, de los verdaderos alcances de los negocios de Gustavo Garmendia.

Y es que, en este perverso amarre, Huepa y Garmendia violaron acuerdos en donde la palabra quedó empeñada y no entregaban la parte acordada al presidente municipal y sus secuaces.

Eso caló hondo, de tal forma que Janet Rivera jamás fue nombrada oficialmente y se le dio únicamente el cargo de encargada de despacho.

El hilo se rompió hace 15 días cuando relevan a Rivera y llega al cargo Saúl Sandoval, un personaje cercanísimo al ex presidente municipal Guillermo Paisano, verdadero poder tras el tono en San Andrés.

A diferencia de Rivera Martínez, a Sandoval se le nombró como secretario desde el primer minuto, lo cual manda un mensaje contundente: “La lana es ahora para nosotros”.

Saúl Sandoval garantiza institucionalidad absoluta y lealtad a prueba de fuego a los Paisano.

Otro mensaje contundente a Huepa se llevó a cabo poco días después del enroque en Desarrollo Urbano.

El alcalde Leoncio Paisano mandó a llamar con carácter de urgente al tesorero municipal Sergio Quiroz Corona, otra posición de Migue Huepa, para “redefinir” el alcance de sus funciones.

El mensaje fue clarísimo en el sentido de que, de ahora en adelante, Quiroz tendría que limitarse única y exclusivamente a las acciones relacionadas con el manejo de los recursos del erario municipal.

Nada más.

En el encuentro hubo una prohibición implícita de seguir llegando a acuerdos con distintos grupos al margen del conocimiento e intereses del edil y su hermano, algo que de manera regular hacía Quiroz en sus dos etapas como tesorero.

Hay que recordar que, como consecuencia de pugnas internas, renunció en abril de 2014 al cargo.

Fue sustituido por Omar Coyopol quien, de manera por demás extraña y alegando “problemas de salud”, renunció a finales de marzo de este año facilitando el regreso de Quiroz.

La pugna Huepa-Paisano apenas empieza y tiende a crecer hasta llegar a niveles irreconciliables.

Guillermo ha cantado ya la guerra y opera con los grupos de poder que han sido fundamentales para que San Andrés sea hoy un auténtico bastión de Acción Nacional.

El tiempo les favorece, a su hermano Leoncio le quedan más de 3 años en el cargo.

Por otro lado, Miguel Ángel Huepa trata ya de aprovechar sus buenas relaciones con la plana mayor del morenovallismo para no quedarse atrás en esta lucha e intentar, como estrategia de supervivencia, perfilar desde ahora a algún incondicional para el 2018.

Se valen apuestas.

abajovale

About The Author

Related posts