22-05-2022 09:41:36 PM

Comprar e intimidar, la fórmula para el triunfo de Gustavo Madero en AN

alpor19

El método de ganar por parte del grupo morenovallista reúne patrones ya muy claros en cada proceso electoral que inició en los comicios por la diputación federal del 2003, siguió por el Senado en 2006, continuó con la gubernatura en 2010, se consolidó en 2013, se ensayó en las juntas auxiliares del 2014 y se perfeccionó ayer domingo 18 de mayo del 2014.

Recursos económicos abundantes, la propaganda como forma de comunicación permanente, uso de las estructuras de justicia para meter a la cárcel a quien servirá de ejemplo para todos los opositores y, sobre todo, el espionaje de amigos y enemigos para ubicar sus movimientos, bloquear sus señales telefónicas y utilizar vehículos oficiales y particulares para patrullar los puntos de reunión de los adversarios.

Ahora en el poder, el grupo gobernante ha hecho más sofisticados sus métodos, pues la transportación de recursos económicos y humanos es aéreo y se utiliza la infiltración para jamás dejar de saber lo que hace el contrincante.

La de ayer así, fue una jornada electoral basada en el desaseo, el miedo, la advertencia de usar la Ley para castigar al enemigo, amenazar con meterlos a la cárcel, advertirles que no tendrán empleo en el Estado y mucho menos en municipios que dominan en Puebla.

Por eso, a Eduardo Rivera y sus seguidores se les obligó a mostrar públicamente su voto por Madero para que dejara esa mamada del silencio en la urna.

Saben socavar la confianza previa al proceso electoral con dejar un automóvil estacionado afuera de la casa de operadores en señal de que son vigilados y pueden ser detenidos.

Asustar. Meter miedo es el propósito.

Nadie hizo eco a las denuncias corderistas, pues los medios de comunicación fueron controlados, advertidos en no pasar una sola denuncia electoral. La línea es que los comicios fueron sin problemas, tranquilos, casi, casi ejemplares.

Gustavo Madero así gana. Es un ejército muy controlado, perfectamente entrenado para comprar e intimidar en aras en triunfar.

Lo cierto es que cada vez resulta más costoso para el grupo ganar, no sólo en lo político por los heridos que deja, sino en lo económico.

Y para muestra está el papel que jugaron ex ediles y alcaldes para ir directamente a operar por Madero en los centros de votación mediante el acarreo.

Desde la madrugada del domingo se perdió comunicación -en el caso de Puebla- con operadores de la movilización de Cordero en varios puntos del estado, reveló una fuente del equipo contrario a Madero.

Las líneas telefónicas estuvieron bloqueadas, cuentas de correos electrónicos hackeadas, aparición de trolls y bots durante todo el día en redes sociales para hostigar a los corderistas.

El grupo morenovallista obtuvo los datos personales del 50 por ciento de los movilizadores corderistas y compró a la mitad de los representantes de casillas.

Parametría, empresa contratada por el gobernador de Puebla para realizar los conteos rápidos al equipo de Madero, reportó siempre la amplia ventaja de su candidato frente a Ernesto Cordero.

Sin embargo, en Puebla se rehúso a dar las cifras. Al cierre de casillas, aparecieron los grupos de choque.

Los cochupos en el manejo de actas permitieron ajustar los números a las cuentas del grupo en el poder.

Y después de tanta chingadera, el gobernador de Puebla convoca a la unidad en el PAN, pero sus operadores y huestes periodísticas hicieron mofa de los derrotados.

Kafkiano.

alportador

About The Author

Related posts