26-01-2022 06:29:37 PM

¿Exceso o uso legítimo de la fuerza policial?

En recientes días, se suscito un enfrentamiento entre las autoridades policiales del Estado al mando de Ardelio Vargas Fosado y los comerciantes de la calle 46 poniente en su protesta por los hechos ocurridos en el último operativo llevado a cabo en el mes de Marzo del presente año, en esa calle de ésta capital poblana que cuenta con triste fama, sea ésta, real, o no, sin embargo, el problema es que se llegó esta vez a excesos que bien pueden ser analizados para poder deslindar responsabilidades en los resultados de éste mencionado enfrentamiento y que observado con lupa pueden afectar  al final de cuentas solo a algunos, recordemos que “el hilo se rompe por lo más delgado” (los agentes)

Como primer comentario, me fundamentaré en lo dicho en el periódico Milenio de fecha 13 de mayo de 2011, en donde literalmente el rotativo comenta lo que el Secretario de Seguridad Pública del Estado dijo a esa fuente, al respecto de los hechos.

“Somos policías y estamos actuando”

Vargas Fosado desechó aplicar sanciones contra uniformados que dañaron los vehículos y sostuvo que el acto fue reacción a una provocación, a una actuación violenta de los manifestantes.

(Fuente: periódico milenio on line 2011-05-03 http://impreso.milenio.com/node/8957975)

De entrada, en su primera aseveración desde mi punto de vista, el Secretario de Seguridad Pública del Estado tiene la razón, pues es deber de la policía, garantizar la seguridad ciudadana y para esto se debe ceñir a un protocolo de actuación.

En cuanto a desechar el aplicar sanciones contra los uniformados que hayan causado un daño excesivo, pienso que no es solo razonamiento ni facultad  de él en lo particular, sino que también se actuara desde la Procuraduría General de Justicia puesto que si bien los elementos de  Seguridad Pública tienen el derecho y facultad a usar la Fuerza, lo es también el hecho que deben de respetar la ley y no caer en excesos.

Para esto, independientemente de la legislación penal, nos podemos remitir a los diferentes ordenamientos que existen desde la legislación internacional en la cual nuestra nación participo desde los años 1979 en la Haya Holanda con el  “Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley”  y en 1990 en La Habana, Cuba con los “Principios básicos sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, así como los ordenamientos que en el tema de Uso Legitimo de la Fuerza Policial se tienen en el Distrito Federal, sumemos a esto lo que se desarrollo hace años en el Manual de capacitación de la Procuraduría General de la República para elementos de la Ex policía Judicial Federal entre otros.

Comentamos lo anterior, por que es precisamente aquí, en donde son aplicables lo dicho por el ejecutivo del Estado Rafael Moreno Valle en cuanto a la Capacitación, Homologación y Profesionalización de las fuerzas de seguridad pública en el Estado de Puebla,  y es precisamente aquí, donde hace incapié el propio ejecutivo, en la legalidad con que se actuará en todos los ámbitos de su gobierno y lo demuestra con el anunció de una reestructuración de la policía y la creación y construcción de una academia de policía en el Estado de Puebla, con el cual una vez más se pone a la vanguardia de la capacitación en Seguridad Publica a nivel nacional, al contar con el apoyo de la Federación e incluso con recursos internacionales que provienen del Plan Mérida, logro de la administración actual.

 

En el comentario del secretario Vargas Fosado, en cuanto a que “nadie ni nada está por encima de la ley” citando su encargo en especifico que le dio el gobernador del estado, es completamente correcto y creo que es lo que precisamente la ciudadanía espera, sin embargo no puedes violentar la ley a fin de cumplir la misma y el Gobernador no ha sido ambiguo en sus comentarios y promesas al respecto de la seguridad, lo que me lleva a pensar que no lo es en sus órdenes o designios.

En cuanto a las fotos en donde se demuestra que elementos de los cuerpos de seguridad están causando daños a diferentes vehículos, tendrán que demostrar las razones, ya que en estas fotos no se puede ver, si los mismos vehiculos están detenidos o en movimiento, pues no es justificable que el elemento pierda la cordura o la ecuanimidad ante circunstancias adversas, ya que es precisamente el policía quien la gente espera que se encuentre analítico y moderado cuando, el resto ya perdió la ecuanimidad, y esto es incluso por razón de la supervivencia de los mismos elementos.

 

En cuanto al comentario de que:

“en Puebla se acostumbra a defender a pillos”, y preguntó el origen de las fotos; se le explicó, y finalmente resolvió señalar que los quejosos “no son hermanos de la caridad y yo no soy un payaso. Somos policías y estamos actuando”.

Mi opinión es que esta comentando cosas fuera lo justo, pues son muchas las causas, razones y los operativos en donde se demuestra el profesionalismo, y el amor a la camiseta de la policía poblana, con que cientos de agentes en el estado, han actuado conforme a derecho y no es la regla decir que en Puebla se acostumbra a defender a los pillos, es de mal gusto y no se lo merecen nuestros elementos, en cuanto a que si son las personas hermanas de la caridad o no, la ley y los reglamentos especifican directamente el trato que se debe de dar a todo individuo y bajo qué circunstancias, sea o no un delincuente o criminal.

En el comentario que a la letra dice:

“Vargas Fosado desechó aplicar sanciones contra los uniformados que dañaron los vehículos al sostener que el acto fue reacción a una provocación, a una actuación violenta de los manifestantes. Por ende, asume la responsabilidad que le toca.

Indicó que todo está en manos del Ministerio Público, instancia que deberá resolverá por la destrucción de los automóviles y otros temas.”

Es destacable el hecho de que asume su responsabilidad y da la cara por sus elementos y que al final de cuentas y en contra de lo que comenta en un inicio reconoce que se apegara a la ley por medio de las investigaciones del Ministerio Público, respetando de esta forma ámbitos legales y que bueno pues a final de cuantas es lo que prometió el gobernador y no es posible que se salga de este lineamiento, en donde no estamos de acuerdo, es en justificar una ilegalidad por una reacción de alguien que da órdenes a los elementos mismos que en todo momento deben de guardar el orden público, recordemos lo pasado en el 2005 en contra de habitantes de Canoa por una irresponsable decisión del Secretario de Seguridad Pública en turno durante la primera parte de la gestión del Dr. Enrique Doger.

Después de esto comenta según el periódico mencionado que:

“En 100 días – no he hecho una evaluación – pero ha habido muchas marchas y manifestaciones pacificas y respetuosas sin bloqueos de calles. En ningún momento se ha entrado con violencia,” citó. Cabe mencionar que en el operativo contra los vendedores de autopartes se lanzaron latas de gas lacrimógeno y pimienta, lo que afectó a alumnos de una escuela cercana y obligó a comerciantes de la zona a bajar cortinas.”

Aquí sí que habrá que llevar a cabo una profunda investigación para saber quiénes usaron esos artefactos químicos y que afectaron a terceros, ya que se acusan unos a otros, sin embargo habrá que comentar y en estricto escalafón del uso legitimo de la fuerza policial:

“Que siempre será mejor el utilizar el dialogo antes que el uso de agentes químicos, el uso de agentes químicos antes que los enfrentamientos, el enfrentamiento controlado y supervisado antes que las agresiones físicas y uso de armas duras o blandas defensivas, el uso de técnicas de control defensivas de cualquier índole antes del uso de la fuerza letal y esto no solo es una observación personal sino un criterio aproximado al internacional, en cualquier institución de Seguridad Pública.”

Si bien es cierto que hubo personas inocentes afectadas por el humo, ya sea usado por unos u otros, también es cierto que no hubo muertes que lamentar, lo demás, será motivo, análisis, investigación y aplicación de la ley de las autoridades competentes, sin embargo, también es cierto que la ciudadanía en general ya está harta de ser afectada por eventos que no son de su competencia y que le alteran en su trabajo, seguridad, tranquilidad, paz y diario vivir.

Cabe también preguntar, ¿en donde estaba la policía municipal?, como es que no se dieron cuenta, ya que todo esto sucedió en la demarcación de Puebla Capital y desde un principio de la manifestación tendrían que haber estado presentes y apoyando, ¿o donde están esos acuerdos de colaboración?, y ¿cuál fue la razón de que solo el estado tuvo que tomar la resolución de actuar?, el desmarcarse no quita la responsabilidad, recordemos que hay faltas denominadas de comisión por omisión y esta muchas veces se lleva a cabo por dejar solo a una autoridad con extraños intereses o por desconocimiento de causa.

También es importante mencionar y decir, que a la ciudadanía no le importa quién pertenece a donde o cual policía se presenta, sino que se resuelva la inseguridad que les afecta.

Por último, en nuestro comentario, tendremos que reconocer que a diferencia de la anterior administración estatal, (y de varias que yo recuerde desde que era subsecretaria de seguridad) de una u otra forma, el Secretario esta vez está actuando en forma directa, pues con gases o sin ellos de una u otra manera se han llevado a cabo más de una docena de operativos en el Estado que manda la señal que de alguna manera la administración actual dirigida por Rafael Moreno Valle, está dispuesta a no estar impasible ante lo que ocurra en el estado y eso a fin de cuentas… “CUENTA”.

¿O, no?

JUZGUE USTED

albertohidalgo@hotmail.com

About The Author

Related posts