29-06-2022 07:54:34 PM

Suplican a RMV poner orden en Congreso

Después que en la primera sesión de la LVIII Legislatura advirtió que no sería parte de acuerdos políticos, el diputado de Convergencia, José Juan Espinosa Torres, refrendó su apoyo al gobernador electo Rafael Moreno Valle, a quien solicitará que increpe a panistas que pretenden obtener cargos a través de negociaciones con el PRI.

Tras abandonar la primera sesión parlamentaria, de criticar la inexistente división de los Poderes del Estado, así como los excesos del Ejecutivo en funciones, el legislador adelantó que se reuniría a la brevedad con el encargado de los trabajos del equipo de transición de la próxima administración estatal, Fernando Manzanilla Prieto, para darle a conocer las negociaciones entre priistas y panistas.

Esto en consecuencia a la fractura de la coalición “Compromiso por Puebla”, ya que los acuerdos electorales se olvidaron unos minutos después de iniciada la primera sesión plenaria, cuyo desorden inició cuando los diputados se percataron que no podían responder un informe de actividades que el gobernador, Mario Marín,  entregó a la pasada legislatura y por ende desconocían.

Lo anterior a pesar que por unanimidad, habían aprobado la orden del día en la que se incluía la lectura del oficio del mandatario estatal relacionado con las acciones del último año de gestión, el posicionamiento de los diputados de las diversas bancadas, así como la respuesta del presidente de la Mesa Directiva.

Compromiso por Puebla se fractura

El fin de la coalición PAN-PRD-Convergencia-Nueva Alianza inició con el posicionamiento del diputado de este último, Héctor Alonso Granados, quien criticó la gestión marinista aún con la existencia de un acuerdo de no agresión; Convergencia advirtió que no sería parte de acuerdos copulares; el PRI recriminó la violación al pacto; en tanto que Acción Nacional, a través del presidente de la Mesa Directiva, no podía controlar a sus compañeros de alianza.

En primera instancia, el diputado del Partido del Trabajo, Zeferino Martínez, fue designado por las seis fracciones parlamentarias-a excepción de Convergencia- para emitir el posicionamiento del informe de gobierno.

Sin que estuviera considerada su participación, el diputado del Panal, Héctor Alonso Granados, subió a tribuna y espetó: “No podemos permanece callados, ni ser cómplices, ni agacharnos ante estos eventos (…) Esta tribuna ya no es más rehén del Ejecutivo, vamos a darnos nuestro lugar, vamos a respetarnos, no podemos permitir que ningún Ejecutivo vuelva a someter a los diputados”.

En respuesta, el priista Lauro Sánchez, cuestionó la falta de visión de los partidos de oposición en la LVII Legislatura, concluida hace unos días, que no tuvieron la capacidad de proponer un formato diferente para que el mandatario estatal diera a conocer las acciones realizadas en su último año de gobierno.

Fue José Juan Espinosa quien exigió la apertura de las cuentas públicas del Ejecutivo, criticó la aprobación al vapor de la cuenta de la Secretaría de Salud, incluso las 26 cuentas de diversos Ayuntamientos, entre ellas seis de ex ediles de Acción Nacional, que fueron avaladas por sus antecesores.

“No voy a ser cómplice y sé que romper estas cadenas y gozar de la libertad que tengo puede traerme consecuencias. No a los acuerdos copulares, no a los acuerdos que le den la espalda a la sociedad, este es el compromiso y este en el Compromiso por Puebla”.

Pactos al descubierto

Después que los diputados de Nueva Alianza y Convergencia hicieron uso de la palabra cuando no estaba contemplado, el panista Juan Carlos Espina, reconoció que con antelación, los representantes de cada una de las bancadas acordaron que el petista, Zeferino Martínez, sería el responsable de emitir la postura de las seis fracciones parlamentarias, luego que el documento fuera revisado y aprobado por los coordinadores de bancada.

Por tanto lamentó el rompimiento de dicho pacto, respaldó el posicionamiento del diputado del PT, aunando a que comprometió a su fracción parlamentaria a impulsar un reglamento que garantice el respeto en el desarrollo de próximas sesiones.

“Nos vemos obligados a lamentar el rompimiento de un acuerdo parlamentario para la celebración de esta sesión. En todos los Congresos, en todos los Parlamentos hay acuerdos entre los representantes de los diputados, de tal manera que respaldamos el posicionamiento del diputado del PT”.

Los señalamientos motivaron al resto de los diputados que no subieron a tribuna a manifestar su opinión desde sus curules sin que pidieran la palabra al presidente de la Mesa Directiva, Rafael Von Raesfeld, quien evidenció su desconocimiento al reglamento del Legislativo al permitir la falta de orden.

Además, el panista confundió el nombre de sus correligionarios, e intentó acceder a la propuesta de la mayoría quienes pretendían eliminar puntos en la orden del día cuando la sesión estaba por concluir.

About The Author

Related posts