12-12-2019 04:59:08 AM

Beso suave

Como en cada uno de nuestros encuentros al llegar me recibe con un beso, es un beso suave apenas perceptible pero hace que se me erice la piel y empiece a humedecerme. Esta vez me vestí mas sugestiva con una falda color negro como presintiendo el entierro que muy pronto iba a ocurrir, no es muy corta pero tampoco larga me pide que me siente a su lado, debo decir que soy muy obediente, sin dejar de conducir comienza a acariciar mis piernas con la yema de sus dedos, un toque suave pero firme, al llegar a la rodilla jala mi pierna para separarla de la otra su mano empieza a subir lentamente hasta llegar a mi sexo, estoy húmeda muy húmeda, siente el encaje de mi pantaleta lo hace hacia un lado y acaricia mi clítoris me estremezco, toco su verga por encima del pantalón esta pidiendo ser liberada.

Al llegar a la habitación me besa y siento su lengua en mi garganta jugueteaba con mis labios besándolos y mordiéndolos mi piel se estremecía al contacto de sus tibios labios y su húmeda lengua, comienza a desnudarme, siento como recorre con sus manos mi piel desnuda, me abraza por la cintura y siento su verga firme y caliente rozando mis nalgas, sus manos toman mi senos y acarician mis pezones que desde el primer beso ya están endurecidos me voltea y comienza a besar mis piernas siento como entre beso y beso asoma la punta de su lengua apenas rozando mi piel, sube por mis piernas hasta llegar a mi vulva me abre completamente y toma mi clítoris con su lengua lo acaricia y lo chupa con vehemencia mientras mi cuerpo esta en un espasmo total mis manos llegan hasta mis pezones y los aprietan en el momento en que llego a mi primer orgasmo.

El sube hasta mis pezones y los chupa y los muerde al mimo tiempo que ensarta su impaciente verga muy dentro de mi que delicia sentir como se abre camino en mi a cada embestida que cada vez son mas y mas fuertes siento como mi cuerpo goza cada uno de sus movimientos y tiene un segundo orgasmo esta vez acompañado de un torrente de leche caliente que me llena el vientre los dos estábamos sudados agitados pero muy satisfechos.

Tomamos un baño juntos frote su cuerpo y él el mió al salir de la ducha me vuelve a tomar desde atrás por la cintura y comenzamos a bailar comienza a acariciarme y de nuevo somos dos brasas ardiendo de deseo y pasión me coloca a gatas sobre la cama y aferrandose a mi cadera comienza un vaivén rítmico y delicioso siento sus bolas golpeando mi clítoris dándome descargas de placer que recorren desde mi clítoris hasta lo mas profundo de mi vagina y recorren toda mi espalda, siento como cada vez que entra es de una manera mas violenta y mas fuerte en su desenfrene de pasión me da una nalgada jamás me habían hecho algo así ni siquiera mi marido el golpe me hace enloquecer y gozar mas sus movimientos y llego nuevamente a un tercer orgasmo el aviva sus movimientos esta a punto de llenarme de el nuevamente, siento el palpitar de su semen recorriendo su verga hasta llegar a o mas profundo de mi ser ese palpitar hace que tenga un cuarto orgasmo saliendo apenas del tercero es el éxtasis sentir como se eriza la piel de mi espalda en este clímax maravilloso.

Me recuesto en la cama con el a mi lado nos quedamos abrazados comienzo a besar sus labios que me encantan bajo por su cuello y llego hasta su pecho bajo por su estomago y llego a su ombligo bajo mas y llego hasta su verga aun exhausta la lleno de besos y comienzo a lamerla siento como comienza a hincharse dentro de mi boca hasta llenarla toda subo y bajo la recorro desde la punta hasta la base quisiera acabármela por completo después de la mamada que le doy monto a mi hombre y siento como vuelve a abrirme al paso de esa verga tan deliciosa que hacia apenas unos momentos tenia en mi boca, siento que entra hasta el tope siento sus bellos enredándose y rozando mi clítoris, toma mis pechos y comienza a acariciarlos los mete en su boca y yo me vuelvo loca siento uno tras otro como nacen en mi clítoris y en mi vagina los orgasmos mi piel no puede erizarse mas siento que casi lloro es un placer inmenso el que estoy sintiendo, me muevo como loca hasta que siento que se va a venir lo veo en su rostro ese rostro de placer que me enloquece me muevo mas y trato de exprimir hasta ultima gota de semen que queda en su verga.

Perdí la cuenta de mis orgasmos pero el ya lleva tres y esto apenas fue el comienzo de la noche, espero les haya gustado.

About The Author

Related posts