19-10-2021 04:19:05 AM

El Cunnilingus I

 

El Cunnilingus (sexo oral) es quizá la forma más placentera de sexo en pareja en que se involucran las mujeres. Nada puede compararse a la sensación de una tibia lengua húmeda deslizándose a través del clítoris y la vulva de una mujer. Con excepción de la masturbación, el sexo oral probablemente resulte en más orgasmos que cualquier otra práctica sexual.

 

Se espera que las chicas jóvenes sean muy pulcras y limpias. Los muchachos pueden salir y ensuciarse, pero las chicas deben mantener sus ropas y cuerpo limpio. Se les enseña a las chicas a verse atractivas en todo momento y a tener buen olor. Esto es menos verdadero que hace 20 años, pero todavía hay muchas mujeres que sienten que deben permanecer limpias y sin transpiración aun cuando realicen enérgicas actividades físicas. A la cabeza de esto hay mucho de estigmatización negativa asociada a la “higiene femenina”. Particularmente en los Estados Unidos, los avisos de productos de higiene personal han llevado a la gente a creer que cualquier olor o fluido originado en el cuerpo humano es malo; esto simplemente no es verdad. Estas costumbres y creencias crean una barrera al sexo oral para muchas mujeres, ya que sus genitales producen humedad y emiten un olor característico. No es sorprendente entonces que muchas mujeres sientan que tienen genitales que huelen sucio cuando en realidad tienen genitales perfectamente normales y sanos.

 

Si una mujer se permite la estimulación oral de sus genitales, debe llegar a aceptar primero sus funciones corporales normales. Su vulva está húmeda porque su vagina y vulva se limpian a sí mismas constantemente. Comenzando en la pubertad, la vagina se lava a sí misma produciendo un flujo blanquecino a transparente de consistencia acuosa a pegajosa. Este flujo ácido mantiene a raya a bacterias malas para prevenir infecciones. Una mujer puede excitarse sexualmente y experimentar un aumento de la humedad vaginal sin saber que está excitada, solamente sintiéndose húmeda. Adicionalmente la mujer produce su propio olor, una firma química que indica no solamente quién es como individuo, sino también su estado reproductivo y sexual vigente en ese momento. Mientras que nuestras narices pueden haber perdido la capacidad para detectar estos olores a grandes distancias, he leído que los hombres se excitan cuando se exponen a ellos. En realidad, una vulva “limpia” es una vulva enferma, una vulva húmeda con su propio aroma es una sana.

 

Hay veces en que la vulva puede oler o saber desagradable. Esto puede deberse a la normal humedad de la vagina que se junta en los pliegues de la vulva como resultado de una pobre circulación de aire alrededor de los genitales, que evita la evaporación del exceso de humedad. Puesto que las bacterias aman los lugares cálidos y húmedos, pueden reproducirse rápidamente resultando en un fuerte olor, y quizás sabor. Las bacterias son las que causan el olor, no la humedad vaginal. Puesto que las mujeres hoy día generalmente usan ropa que evita la adecuada circulación de aire alrededor de sus genitales, a menudo es necesario que la mujer lave sus genitales antes de practicar el sexo oral. Esto también es válido para hombres, de manera que una ducha o baño como preparación para el sexo a menudo es una buena idea, especialmente si ambos miembros de la pareja no se han bañado en varias horas. Algunos hombres y mujeres disfrutan de una vulva fuertemente olorosa, es cuestión de gusto personal.

 

Si la mujer siente que sus genitales huelen o saben mal, debe preguntar a su pareja qué piensa. Su pareja puede disfrutar del olor que ella encuentra desagradable. Si los genitales de la mujer huelen desagradable, puede indicar una infección. He leído que la pareja de la mujer puede saber aun antes que ella que está desarrollando una infección de hongos. Si la mujer sabe o siente que sus genitales tienen un olor fuerte o desagradable debe consultar al médico. El chiste frecuente sobre el olor “a pescado” no es un indicativo de una vulva sana.

 

Quizá la mejor manera que tenga la mujer para aceptar y conocer su olor y gusto genital normal y sano, sea oler y gustar sus dedos durante la masturbación. La flora genital de la mujer cambia con su ciclo menstrual, su nivel de excitación sexual y también depende de su dieta. Si la mujer hace esto diariamente estará más enterada de su estado general de salud. Si la mujer conoce su olor y sabor normales, un chequeo rápido le dirá si necesita lavarse antes del sexo oral, o buscar tratamiento médico.

 

Frecuentemente algunas parejas encuentran la práctica del recorte o afeitado del pelo púbico de la mujer facilita el cunnilingus. Hay mujeres que encuentran al cunnilingus más placentero y la higiene personal más sencilla cuando están completamente afeitadas. Y algunas parejas prefieren todo el pelo púbico cubriendo los genitales femeninos. Afeitar y recortar el pelo púbico es una cuestión de elección personal, no un requerimiento para el sexo oral.

 

Contrariamente a la creencia popular, y expectativas de muchas mujeres, el cunnilingus no es una habilidad natural con que nace cada hombre y lesbiana. El cunnilingus es una técnica aprendida. Si no te tomas el tiempo para enseñarlo o aprenderlo, nunca disfrutarás de sus beneficios. Cada mujer es diferente, por lo tanto, no importa cuán bueno o buena fue alguien dando placer oral a una mujer en el pasado, aún necesitará reaprender su técnica si se cambia de pareja. Las mujeres no se pueden comparar puesto que nunca son exactamente las mismas en gustos y aversiones. Hay razones físicas y psicológicas para esto. Mientras que todos estarían gustosos de leer un detallado “Cómo Guiar”, no hay modo de crear una que sea exacta para todas las mujeres. A lo sumo, una puede sólo dar ideas e indicaciones básicas. Encontrar y leer relatos de primera mano de mujeres sea quizá la mejor manera de obtener nuevas ideas, pero cada mujer individualmente es la única que puede decirte lo que le es placentero y funciona mejor.

 

La comunicación es muy importante para un sexo oral placentero, y el sexo en general. La mujer debe guiar a su amante de la misma manera que guiaría a un ciego manejando un automóvil en una calle transitada de la ciudad, con muchas instrucciones detalladas y exactas. Mientras que las mujeres frecuentemente se sienten incómodas dando comandos y pedidos sexuales, necesitan ser “instructoras de entrenamiento” si esperan obtener lo que quieren y necesitan en la cama. La guía puede venir en forma de instrucciones verbales, sonidos audibles, gestos con las manos, y movimientos del cuerpo. Si algo se siente bien, diga “Sí,” si algo no lo hace diga qué. Siempre sea positiva. Tome la cabeza de su pareja con sus manos y guíe su boca adonde usted la desea. Si desea que permanezca ahí, envuelva sus piernas a su alrededor y mantenga su cuerpo en posición. Mientras que algunas mujeres temen perder a sus parejas por ser demasiado demandantes en la cama, también pueden perderlas si son totalmente insensibles a los esfuerzos de su amante. La persona que lleva a cabo el sexo oral debería buscar la guía en los ojos de su pareja, preguntándole si le gusta lo que hace. Las mujeres deben ser honestas con su pareja, jamás fingir placer u orgasmo.

 

Puesto que el cunnilingus o sexo oral puede durar mucho tiempo, ambos compañeros necesitan encontrar una posición cómoda. Para algunas parejas, ésta es la única forma de actividad sexual que realizan juntos, por eso es extremadamente importante encontrar una postura cómoda. Las mejores son aquellas en las cuales el receptor está en una posición dominante, esto es, de rodillas o tendida sobre su pareja. Esto les da la mayor libertad y control de movimientos. Idealmente ambos miembros de la pareja deben estar totalmente relajados durante el cunnilingus. Si uno o ambos miembros están incómodos, se vuelve más un trabajo que un placer. Usted no quiere que la persona que lleva a cabo el sexo oral se lastime o se le acalambre el cuello sosteniendo su boca hasta la vulva de su pareja. No debe cansar al receptor sosteniendo su propio peso por largos períodos de tiempo. Tómese un tiempo para encontrar una postura cómoda antes de comenzar a tener sexo. Su estado de salud, edad, peso, y elasticidad determinarán qué posicion(es) son las mejores. Usar una posición antojadiza o fantasiosa no la hace ganar nada si se cansa o sus músculos se acalambran o lastiman.

 

Tomado de: http://the-clitoris.com/spanish/html/s_index.htm

About The Author

Related posts