18-09-2021 03:36:28 PM

La CAIP: ¡A festejar!

 

Un día después de haber sido nombrado presidente de la Comisión de Acceso a la Información Pública, Samuel Rangel giró su primera orden ejecutiva: “¡Vámonos a festejar!”.

Así, sin empacho alguno, cerraron oficinas y se fueron a conocido restaurante brasileño de la avenida Juárez a comerse los veintitantos cortes de carne que se ofrecen en el menú.

Sin importar la pésima imagen pública de la Comisión, ni la inverosímil permanencia de Antonio Juárez Acevedo como comisionado, ni la cuestionada elección de Blanca Lilia Ibarra, ni los nulos resultados que este organismo ha entregado a la sociedad, había que atender la principal preocupación del flamante presidente Rangel: festejar.

La cuenta fue pagada –but of course- con recursos del erario. Cuenta por cierto que no fue nada modesta, pues al ágape de Rangelito asistieron más de 10 personas, entre ellas los comisionados Juárez e Ibarra, así como coordinadores, directores y secretarias.

Para el presidente de la CAIP, lo memorable de la tarde no fue la comida, sino esas dulces palabras pronunciadas por sus ahora subordinados, con las que destacaron la inteligencia, la capacidad, la preparación académica y hasta la belleza del doctor Rangel.

Calladamente Antonio Juárez recordaba como hace unos meses esas mismas palabras las pronunciaban esas mismas personas, pero al referirse a él, cuando fue nombrado titular de la Comisión. Qué ingratos son Adolfo, Javier e Irma, debió de haber pensado Juárez. Qué gran futuro tienen Beatriz, Ángeles y Verónica, debió de haber pensado Samuelito.  

Cumplida la primera orden ejecutiva, se giró la segunda en la era Rangel: “Preparen las maletas, porque… nos vamos todos a León”, pero esa, esa es otra historia.

 

OTRAS DEL SECRE MARÍN
Al iniciar el año, del área administrativa de la Secretaría de Salud salió la generosa oferta para que 3 mil empleados de la dependencia obtuvieran su base, cumpliendo el único requisito de tramitar las correspondientes cartas de no inhabilitados por la Contraloría y la de no antecedentes penales por la Procuraduría de Justicia.

Una vez cumplido ese trámite –dicen los allegados al flamante Secre Marín- se enviarán los expedientes a México para que empiecen a recibir sus bases. Lo que nadie sabe en el resto de la dependencias estatales es a quién le pidió permiso don Antonio para hacer semejante ofrecimiento, y mucho menos de dónde sacará el dinero para cumplir con los compromisos laborales que implica incorporar de golpe y porrazo a 3 mil nuevos burócratas con base.

Parece que habrá que sumar 3 mil nuevos problemas a todos los que diariamente crea el Secretario.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

About The Author

Related posts