31-07-2021 11:43:45 PM

Agüera y su circunstancia futura

El 19 de diciembre del 2003, Enrique Agüera Ibáñez, entonces vicerrector de la BUAP, se haya postrado en una cama de hospital en El Betania.

Una caída de caballo en el rancho familiar le provocó una grave lesión que en aquel momento ya lo condenaban a la silla de rueda y sin futuro político.

La vida, como la rueda de la fortuna, lo llevó a recuperarse y hoy llega en una inmejorable posición a su III Informe de Labores, que rendió ayer a las 19.00 horas en el nuevo complejo cultural universitario.

A diferencia de sus antecesores, nadie le podrá achacar de haber utilizado a la BUAP para enriquecerse.

Hay que recordar que dinero ya tenía desde antes de ocupar la vicerrectoría de la institución, incluso apenas ocupó tal posición y optó por su liquidación como socio de la universidad privada que opera la familia.

Tampoco ha recurrido al cirujano plástico para arreglarse la nariz o crear un “cochinito” para algún proyecto político, mediante importantes sangrías a la institución.

Por ejemplo, hoy los poblanos nos enteraremos que el nuevo complejo cultural universitario costó en proporción más barato que el Complejo Cultural Siglo XXI que se construyó en la gestión de Melquiades Morales Flores.

Y que el proyecto se hizo en los plazos establecidos, amén de que se previno su financiamiento en una coyuntura de crisis financiera, a través de una escrupulosa ruta crítica de planeación presupuestal.

Ha defendido los financiamientos para la academia por encima de la burocracia universitaria, ejecuta acciones para resolver el tema de las jubilaciones, la infraestructura universitaria se ha ampliado y en términos generales no hay cacería de brujas contra quienes piensan diferente al rector. Se respira paz.

De ahí que su circunstancia luce inmejorable para quien algunas encuestas lo mantienen bien posicionado en confianza.

Se ha convertido en el principal enemigo de la opacidad. Las cuentas de la universidad han resistido los embates de los auditores más feroces, incluso las relaciones de la BUAP en el plano federal se han fortalecido.

Hoy se le ve como una opción externa para lo que viene, aunque él se niega al canto de las sirenas.

Al interior del PRI le han lanzado el anzuelo de ir de fórmula para la presidencia municipal de Puebla, pero ya dijo que no.

Su futuro inmediato es concluir su periodo y apostar por la reelección.

¿Lo demás?.

Eso dependerá de las circunstancias que por cierto ya empezaron a construirse.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

About The Author

Related posts