18-09-2021 02:52:27 PM

El ocaso del PANtano IV

PABLITO: EL ILUSIONADO SUSPIRANTE
A la destitución del Caimán como jefe del Yunque en la ciudad de Puebla, asume el cargo Felipe Álvarez Lozano (el empresaurio), propietario de Traxit Comunicaciones, empresa cuyas ventas de equipo y servicios de telecomunicaciones se dan en un 80% al PAN y a los gobiernos que de este emanan. Esto significa que aunque empresario fuera del gobierno, su negocio depende en gran medida de su subordinación a la Organización y a la complicidad con sus jefes.

Cuando de hacer perder a Toño Sánchez se trataba, se creó una jefatura paralela a cargo de Pablito Rodríguez Regordosa (el malogrado), con la finalidad de confundir y enredar la operación de los militantes orgánicos bien intencionados que deseaban ganar las elecciones. Al momento, es Pablito quien preside las juntas plenarias de los orgánicos adscritos al PAN, en las que aunque Felipe no figura, se asume que es el jefe.

Ya decíamos que ser el jefe no es lo mismo que ser el que manda. Las negociaciones de la Organización con el calderonismo están a cargo del dictador Espino y este actúa en contubernio con el ladino Rivera Pérez, lo que permite anticipar que no ocurrirá lo que digan los jefes orgánicos -Felipe y Pablito- sino lo que convenga a Rivera y a Espino que son quienes tienen el apoyo de quien realmente manda en la Organización: el taimado Memo Velasco.

En tal virtud, la supuesta seguridad de Pablito en una plurinominal está en vilo, sin importar lo que se le haya dicho a Rafael Micalco (el gato) o lo que éste haya dicho que se le dijo. El gato obedece al ladino por la misma razón que antes se obedecía a Ángel (el intrigoso): porque parece ser que él es quien reparte las chambas y asegura el futuro.

Pablito se apuesta al pedigrí que le ha permitido ascender en medio de su petulancia. Esto ha sido avalado por (el cauto) José Antonio Quintana, quien al igual que (el pusilánime) Ardavín está en manos de quienes tienen la capacidad real de hacerse obedecer y no harán nada que comprometa la existencia y buena marcha de la Organización -su Ópera Magna- aunque esto suponga olvidar para que la forjaron con tanto empeño. Esta situación deja al ilusionado suspirante pendiendo de alfileres.

La política real llegó a la Organización para quedarse. Ya no son los tiempos en que con gran idealismo se luchaba contra un régimen despótico que amenazaba patria y religión, sino estos en que algunos ingenuos siguen pensando que los jefes orgánicos son incapaces de malas acciones e inmunes a la concupiscencia, pero que cada vez y de manera mas inocultable, luchan con fragor por las posiciones que suponen privilegios y poder.

En el escenario que estamos planteando, basados como dijimos al principio, en metódicas observaciones de los movimientos, señales, declaraciones, posturas y actitudes de los militantes del Yunque, los supuestos jefes de la Organización están pasando a ser figuras simbólicas a las que se respeta pero no se obedece.

En Puebla los principales damnificados del fenómeno son los protegidos de Toño Quintana y quienes están apostados al pedigrí, y esto no se restringe al PAN, sino que afecta intensamente a la UPAEP, donde la lucha por los bienes relictos, a la falta del patriarca será terrible.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

About The Author

Related posts