25-10-2021 01:01:03 PM

La incongruencia de los ?revolucionarios?

Dirigentes priístas locales han expresado recientemente su beneplácito ante la defensa de los principios ideológicos “revolucionarios” que ha realizado Beatriz Paredes. Ya era hora de que se pusiera un alto a los excesos de la tecnocracia y de que el partido se reencontrara con su base de centro izquierda, dicen llenos de orgullo.

Sí, se les llena la boca con su nuevo concepto y lo presumen a diestra y siniestra. ¿Pero sabrán realmente lo que significa ser de centro izquierda? ¿Sabrán al menos cómo van a aplicar ese concepto los legisladores federales priístas a la hora de votar la iniciativa del ejecutivo federal para reformar PEMEX? ¿Sabrán cómo van a aplicar ese concepto los legisladores locales priístas a la hora de votar la propuesta del Ayuntamiento poblano para adjudicar la vía pública a una empresa privada, hablando del caso de los parquímetros? ¿Recordarán cómo aplicaron esa ideología de centro izquierda los dirigentes priístas que en su época de funcionarios públicos convirtieron en negocios particulares no solo los 4 ejidos que conformaron lo que ahora se conoce como Angelópolis, sino también buena parte del centro histórico de la ciudad que ahora es el centro comercial Paseo de San Francisco?

Parece pues una tarea imposible la que tienen los priístas frente a sí, para poder conciliar lo que los priístas de traje y corbata realizan desde el gobierno, o aliados al gobierno, con lo que los priístas de chamarra y mangas de camisa pregonan desde el partido. Parece imposible, porque los intereses de una buena parte de la cúpula nacional priísta están cada vez más cerca de la derecha, por más que la lideresa Paredes Rangel no se desprenda nunca de su jorongo.

¿Cómo podrán hacer eco de ese discurso centro progresista líderes priístas como Alejandro Armenta y Carlos Meza, cuando en la realidad los gobiernos priístas locales  privatizan o favorecen los intereses privados en la prestación de servicios públicos como la recolección de basura, los estacionómetros, el transporte público, la expropiación a través de fideicomisos, etcétera, etcétera, etcétera?

Dicen que lo que hace la mano derecha no se le puede ocultar a la mano izquierda, y en este caso sería mejor que estos priístas “progresistas” empiecen por reconocer que las recientes victorias de su partido más que deberse a la sólida formación ideológica de su lideresa nacional, se debe al exceso de errores que han cometido los gobiernos federales panistas. Reconocimiento que es indispensable para evitar caer en esa incongruencia en la que parecen empezar a sumirse los tricolores a la hora de bautizarse como “pueblo”, cuando en realidad son “cúpula”. Porque esa incongruencia les puede costar muchos puntos a la hora de las elecciones. Y si no, pregúntenle a Obama cómo le fue cuando quiso dejar discursivamente el centro, para adentrarse a la izquierda. Calladitos se ven más bonitos.

 

NOTA BENE

Por vacaciones, el autor de esta columna tomará un receso.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

 

About The Author

Related posts