22-09-2021 11:46:20 AM

La retórica de la competividad en Puebla

 

cartaALPORTADOR

El Centro de Información Empresarial de Puebla es un esfuerzo conjunto entre iniciativa privada y el gobierno de Mario Marín para contribuir a la toma de decisiones en materia de inversiones.

El CIEP realizó un crudo diagnóstico sobre la competividad en Puebla, donde revela la crisis que enfrentamos los poblanos en este tema:

“En Puebla estamos pasmados, como los conejos lampareados que no se mueven. Conocemos los datos duros, tenemos las estrategias bosquejadas pero nuestro desempeño para llevarlas a la realidad deja mucho que desear. De 32 estados ocupamos la posición 24. A nivel nacional el gobierno federal ha identificado 5 líneas estratégicas para impulsar la competitividad: Reducir los costos de logística, mejorar el clima de negocios, ampliar la oferta energética, avanzar en la profundización financiera y fortalecer la capacidad de innovación, capacitación y educación.

“En Puebla el informe sobre competitividad del 2004 concluyó con 23 recomendaciones para incrementar la competitividad en los próximos 10 años, 11 para el corto plazo (2 años), 10 a mediano plazo (5 años) y dos a largo plazo (10 años). Seguramente de las próximas reuniones en que participemos con Carlos Ortiz también saldrán nuevas acciones, algunas que hemos empezado a bosquejar como la Importancia de la Inversión Extranjera directa o el clima laboral o las restricciones provocadas por una infraestructura inadecuada, la corrupción o la poca cultura de participación ciudadana. Es muy posible que el propio Plan Estatal de Desarrollo incluya líneas de acción para fortalecer la competitividad en el Estado de Puebla. Aquí juega un papel más relevante que el desarrollo de estrategias y acciones la voluntad y el compromiso de empresarios, sindicatos, académicos e instituciones de gobierno por ver más allá de nuestras diferencias los puntos de coincidencia, más allá de nuestras posiciones la posición del estado, más allá del hoy inmediato el mañana que deseamos.

“Mientras cada quien jale agua para su molino, mientras no haya un esfuerzo consensuado, mientras no exista el verdadero compromiso, cada año seguiremos si no en el 24 en el 22 o en el 26 y cada año tendremos más retórica, más planes y más ideas para ser competitivos.

“Ser competitivo no se trata sólo de identificar en qué tenemos que mejorar y qué hacer para lograrlo… sino en la voluntad de alcanzar el resultado.

 

LA DEMAGOGIA
“¿Eres competitivo en lo que haces? ¿Cómo sabes que eres competitivo a nivel nacional? ¿Sabes cómo medir la competitividad del sector informativo en el cuál compites? ¿Le das un seguimiento a algunos indicadores para saber si vas en camino de ser el mejor en lo que haces o si los demás vienen cerca? ¿Sabes cómo están los parámetros que reflejan la competitividad en el medio informativo de la radio a nivel internacional? ¿Quién tiene el mejor noticiero de radio del país?

“Claridad en los parámetros de competitividad En muchas ocasiones la forma de interpretar si somos o no competitivos se limita a un análisis somero de nuestro entorno y a una rápida revisión de nuestras facultades comparadas contra quienes consideramos nuestra competencia. Así de simple, es un hecho que poquísimas organizaciones tienen claros cuáles son los parámetros de competitividad contra los cuales tienen que medirse y las metas que deben alcanzar para ser los mejores en su localidad, en la región o en el mundo. Y menos aún dentro de esos quienes tienen una estrategia clara de cómo afrontar el reto de incrementar la competitividad de las empresas. En casa del herrero azadón de palo y en nuestro caso tenemos al menos un año queriendo hacer un estudio comparativo contra la competencia, al menos desde hace 4 meses con una responsabilidad asignada y por lo que quieras no lo tenemos. Fuera de la crítica en este aspecto hacia el interior de nuestra propia organización, en donde tenemos no sólo una clara conciencia de que hay que hacerlo sino que además sabemos el cómo hacerlo, imagínate al 70% de empresas micro y pequeñas.

“Interpretación de los datos para definir una estrategia Este tema de la competitividad creo que está bastante trillado y no porque no sea relevante para Puebla y el país sino porque caemos en el análisis de datos “duros”, cifras digamos que me dicen que Puebla tiene un nivel educativo inferior al promedio del país a pesar de tener más de 150 instituciones educativas de nivel superior, que tiene una remuneración inferior a la media nacional porque un alto porcentaje de los trabajadores recibe salarios mínimos, porque en general nuestra economía está soportada por un solo sector y no diríamos casi por una sola empresa. Esos son datos duros, números. Pero esos datos se traducen entonces en un Informe sobre la Competitividad del Estado, en un análisis elaborado por el CCE realizado por alguna Universidad reconocida pero sobre todo en retórica sobre el que “estamos en el hoyo” y hay que hacer algo. Y bordamos y bordamos sobre lo mismo, soy borracho, se que soy borracho y que es malo: pero ni tengo la voluntad de hacer algo ni tengo clara una estrategia para lograrlo, ni el medio contribuye a ello.

“La verdad es que en Puebla no hemos logrado aglutinar este esfuerzo y tampoco nos hemos comprometido con incrementar la competitividad ¿De quien es responsabilidad, ahora de Mario Marín, de los sindicatos, de los empresarios, de los asiáticos? Todo el lunes tuve oportunidad de compartir una reunión de trabajo con tres actores importantes en el tema de la competitividad en Puebla: líderes sindicales, líderes empresariales y líderes académicos. No me refiero a representantes sindicales, empresariales o académicos, me refiero a líderes. Gente que ocupa una posición de privilegio pero que es responsable también de contribuir a la visión del estado que deseamos. 10 horas de trabajo de 60 personas: José Luis Rodríguez del sindicato de VW, René Sánchez Juárez de la FROC CROC, organismos de representación empresarial como Coparmex con Alejandro Pellico al frente, la Canaco con Pablo Rodríguez Posada, la USEM con Delfino Pérez Torres, la Academia también estuvo con la UPAEP, la Madero, el IESDE con Herberto Rodriguez entre otras, el sector público con el ICATEP, SCYT Federal, el Infonavit, el Crece que dirige Ramiro Corro. Empresas como Thyssenkrupp, Cadbury Adams y Bimbo; todos invitados por Carlos Ortiz Rosas, Delegado Federal de la Secretaría del Trabajo, con el objetivo de poder realizar un análisis cualitativo de la situación del estado desde la perspectiva de quienes pueden tener una visión más integral de la competitividad a partir de sus propias posiciones. Lo interesante es que más allá del resultado en sí mismo del análisis todos participaron con el ánimo de comprometer a sus sectores en la consecución de los proyectos que tienen que llevar a este Estado al lugar que se merece”.

Hasta aquí la larga, pero necesaria cita.

¿Y así queremos jugar en las grandes ligas?.

¿Qué aspirante a la gubernatura con su respectivo partido se ha planteado en serio en tema de la competitividad, más allá de la obsesión por llegar a Casa Puebla?.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

La retórica de la competividad en Puebla

About The Author

Related posts