18-09-2021 03:39:41 PM

Mercenarios de órganos en la Beneficencia Española

Lea y juzgue:

“Este caso como muchos otros podría pasar desapercibido por la sociedad o por las autoridades, pero para desgracia del Nefrólogo Jesús Mier Naylor, él y solo él, lo hizo más que evidente ante la ignorancia, imprudencia y el interés económico de sus actos. Tal vez a muchos de Uds. que lean esto les suene algo parecido o lo hallan vivido con algún ser querido, familiar o amigo.

“El domingo 27 de abril el Dr. Alberto Rosas Toxqui, médico dedicado a su profesión,

apreciado por sus pacientes, padre de 2 hijas, esposo por más de 27 años y recientemente graduado como abuelo de un precioso nieto, se encontraba jugando con amigos y familiares el tradicional juego dominguero de Frontón en la casa de uno de sus amigos; en ese juego lamentablemente cae y se golpea la cabeza con la pared, lo que le originó desorientación, por lo que se decidió llamar una ambulancia para que pudiese ser atendido. La decisión fue llevarlo a la Beneficencia Española de Puebla.

“Durante 8 días de estancia en terapia intensiva con el diagnóstico de traumatismo

craneoencefálico, con la vigilancia de los médicos responsables de la terapia de la

Beneficencia Española de Puebla y las indicaciones del Neurocirujano, la salud del Dr. Rosas Toxqui se mantuvo estable dentro de su gravedad, como se nos informaba, se notaba en la evolución siempre estable y que en ningún momento empeoró; así como, por los estudios y las tomografías periódicas que se le realizaban. Por lo que los familiares, teniendo un pronóstico optimista, llegamos al acuerdo de trasladarlo al ISSSTE para continuar su evolución que sería lenta.

“Es en ese momento cuando se inicia la desgracia para la familia y el juego del beneficio para el Nefrólogo Jesús Mier Naylor ya que casualmente la madrugada anterior al traslado del Dr. Rosas Toxqui a las 3 de la mañana cae en muerte cerebral, misma de la que no fueron avisados sus familiares médicos, quienes desde su ingreso a la Beneficencia no lo habían dejando solo, y quienes se encontraban en la sala de espera de terapia intensiva. A la hora de visita 8 a.m. el familiar, quien es médico especialista, sube a ver la evolución del Dr. Rosas Toxqui, se da cuenta que sus condiciones clínicas son diferentes a la de la noche anterior y al buscar al médico de guardia y ante el reclamo del porque no se les había avisado a ellos, el médico de guardia solo se concretó a decir “se le avisó al neurocirujano” y nerviosamente desapareció del área. Ante esta desgracia, los familiares solicitaron le hicieran un electroencefalograma para confirmar o descartar lo mencionado, corroborando lamentablemente la muerte cerebral. La participación del Nefrólogo Jesús Mier Naylor fue decisiva y perseverante a partir de esos momentos tan lamentables para la familia, ya que asumiendo su cargo como RESPONSABLE DE TRANSPLANTES EN LA

BENEFICENCIA ESPAÑOLA DE PUEBLA y manipulando la situación dolorosa de la

familia que aún no se reponía del choque de la pérdida de su ser querido, de manera

INSISTENTE “SUGERÍA” que dado que el Dr. Rosas Toxqui era una persona sana, fuerte y que ninguno de sus órganos se había afectado en este lamentable accidente pudiesen donar sus órganos. Uno de los familiares preguntando cual sería el procedimiento, el Nefrólogo Jesús Mier Naylor le contestó, que de acceder a la donación él personalmente se encargaría de todo lo administrativo y que en caso de que no aceptaran, entonces y solo hasta entonces, se tendría que avisar al ministerio público para que le hicieran la autopsia al Dr. Rosas Toxqui. Evidenciando con ello una acción coercitiva, mañosa y dolosa de los hechos.

“Ante un momento de duda de los familiares, quienes preferían que se realizara la autopsia en lugar de la donación para no prolongar el trance doloroso que se estaba viviendo, el Nefrólogo Jesús Mier Naylor, haciendo uso de sus buenas relaciones, hace varias llamadas con su celular frente a los deudos para que, según el nefrólogo, pudiese tener la autorización para que no se hiciera necesaria la autopsia ni otro gasto ya que estos los cubriría la familia del receptor de los órganos. La familia acepta entonces la donación con la buena voluntad de que su ser querido vivirá de otra manera beneficiando a otras personas.

“Lo lamentable es que al término de la cirugía de donación se desencadenan, si aún no se pensaban, una serie de eventos que hacen dudar de toda reputación, honestidad, ética por no mencionar algo peor u ofensivo.

“Estando aún en el quirófano y ya habiendo quitado los órganos al Dr. Rosas Toxqui se

presenta el Ministerio Público de homicidios argumentando que les llamaron porque había un cadáver y que de manera irregular se estaba haciendo una donación, ya que ni la Comisión Estatal de Transplantes ni el Ministerio Público estaban avisados de ello, por lo que hacían responsable a la familia de los hechos que en la BENEFICIENCIA ESPAÑOLA de PUEBLA se estaban realizando, puesto que se debería haber dado aviso a las autoridades del ingreso del Dr. Rosas Toxqui para que se siguiera con el procedimiento que con todo paciente accidentado se debe seguir y que durante los 10 días de su hospitalización no se había dado aviso por parte de la BENEFICENCIA ESPAÑOLA DE PUEBLA lo que incurría en una falla administrativa por parte del nosocomio.

“Cuando los familiares trataron de hablar con el Nefrólogo Jesús Mier Naylor, dicho

nefrólogo en primera instancia se negó a dar la cara ante el Ministerio Público (MP)

argumentando que estaba en cirugía. A un segundo llamado de los familiares para que le explicara al ministerio público, éste nuevamente se niega y por tercera vez cuando un familiar entra a buscarlo al quirófano, le comentan que saldrá cuando termine de llenar el expediente. Al salir, el Nefrólogo Jesús Mier, cambia ante el MP completamente toda versión dada a los familiares antes de la donación (mencionamos familiares porque como en estos casos sabemos estamos presentes no uno sino varios de ellos en todo momento, incluyendo cuando el nefrólogo había mentido para obtener los órganos). Argumenta que él solo se encuentra siguiendo el protocolo de transplantes que tiene la BENEFICENCIA ESPAÑOLA DE PUEBLA y que los familiares tendrán que arreglársela con el Ministerio Público. Al mismo tiempo y en el área de caja, se estaba solicitando la hoja de alta, ya que la familia había estado cubriendo en su totalidad los pagos diariamente de los servicios ahí prestados hasta ese momento para poder llevarse el cuerpo del Dr. Rosas Toxqui y que su familia y amigos iniciaran los trámites funerarios. Cual sería otra sorpresa más que al llegar a la Administración de la BENEFICENCIA ESPAÑOLA DE PUEBLA, el administrador en turno les saca tremenda cuenta (mayor de lo que ya se había pagado por 10 días de hospitalización en terapia intensiva) de la cirugía del transplante y ante lo prometido por el Nefrólogo Jesús Mier, solo se presta a argumentar que él acaba de llegar y que se tiene que

pagar o de lo contrario no se entregaría el cuerpo. Nuevamente se busca a Jesús Mier y también nuevamente, se esconde cobardemente en el área de quirófanos, al ser requerido por los familiares a quienes se les informa que el nefrólogo ya se había retirado, pero a insistencia de los mismos de que lo vieron entrar apenas unos instantes antes y, que no se moverían de ahí sino se presentaba Jesús Mier, quien asustado, nervioso y grosero con la familia sale del quirófano para volver a negar lo que había prometido antes de la donación de órganos.

“Cuando por parte de los familiares se le explica al MP que todo lo sucedido con el Dr.

Rosas Toxqui había sido un lamentable accidente y que lo que corresponde a la donación de órganos realizada había sido a solicitud e insistencia del RESPONSABLE DE

TRANSPLANTES DE LA BENEFICENCIA ESPAÑOLA DE PUEBLA, el Nefrólogo Jesús Mier Naylor. Se evidencia entonces la serie de irregularidades o intereses que

tanto el nefrólogo como la misma Beneficencia había estado ocultando al no haber dado aviso, ya que la donación estaba incurriendo en más de 20 irregularidades según el MP, entre ellas las ya mencionadas y que desde luego la familia no tenía idea.

“El cuerpo del Dr. Rosas Toxqui fue llevado a las instalaciones de la SEMEFO por indicación del propio MP hasta que se rindieran las declaraciones de los familiares y

testigos de este lamentable accidente que por intereses del nefrólogo Jesús Mier llevó a peregrinar hasta altas horas de la madrugada a la familia.

“Con todos estos hechos el Director de la BENEFICENCIA ESPAÑOLA DE PUEBLA

Urólogo JORGE GARAY ha declarado públicamente que todo se siguió conforme a “SU” protocolo de transplantes (…???…) y con ello nuevamente siguen saliendo más dudas y preguntas, algunas tales como, si…

“1. ¿Su protocolo es engañar a los familiares de los donantes hasta que se cumplan sus fines personales. ?

“2. ¿Su protocolo hace que ante un paciente accidentado que pudiese ser donador, evadan a la Ley no dando aviso al MP para que hagan las averiguaciones respectivas y que ya realizada la donación, urgentemente avisen, (si es que ellos realmente lo hicieron) a las autoridades para que de esa manera traten a los donantes como criminales.?

“3. ¿Su protocolo le da inmunidad al Nefrólogo Jesús Mier Naylor para que como

responsable de transplantes engañe a los dolientes para luego retractarse de sus actos y su palabra. ?

“4. ¿Su protocolo menciona que el responsable de transplantes Jesús Mier o la misma BENEFICIENCIA ESPAÑOLA DE PUEBLA, Ignore dar aviso por más de 10 días al MP y a la Comisión Estatal de Transplantes.?

“5. ¿Su protocolo es pasar por alto la lista de receptores de órganos a nivel Nacional o

Estatal. ?

“6. ¿Su protocolo autoriza que el Nefrólogo Jesús Mier Naylor decida a quién y a qué precio deben ser cotizados los órganos donados. ?

“7. ¿Su protocolo autoriza que ni una sola persona se acerque a la familia del donador para por lo menos informar de que órganos o tejidos fueron donados. ?

“8. ¿Su protocolo argumenta que ni las gracias por la donación le den a la familia y sí se les trate como delincuentes además de engañarla. ?

“9. ¿Su protocolo incluye el “cuidar” ($$$$$$$$$) al receptor de los órganos. ?

“10. ¿Su protocolo considera que una vez hecha la donación, los gastos de dicha cirugía se les cobre a los deudos que además de haber pagado por todo el proceso de la hospitalización (lo cual es entendible por los servicios recibidos, no así la calidad de los mismos, como deberían de ser en la Beneficencia Española de Puebla), y se queden con una deuda contraída gracias a los intereses del nefrólogo Jesús Mier. ?

“11. ¿Su protocolo es aprovecharse del estado emocional y psicológico de los familiares, manipulándolos y coaccionándolos para obtener un beneficio económico. ?

“12. ¿Su protocolo indica que cobardemente se escondan de la familia y del MP cuando se les incrimina por sus engaños, ignorancia e incapacidad para hacerse responsables de sus actos. ?

“13. ¿Su protocolo indica que un hospital como lo es la BENEFICENCIA ESPAÑOLA DE

PUEBLA que tiene más de 50 años de servicio privado desconozca los trámites legales que implica la donación de órganos escudándose en un olvido administrativo y lucrar con la donación. ?

“14. ¿Su protocolo obliga a que se deba de tener una total y absoluta falta de respeto al cuerpo del Donador para, como en este caso, traerlo de un lugar a otro sin la más mínima de las consideraciones.?

“Si todo esto es parte de “SU” protocolo Dr. Jorge Garay, Dr. Jesús Mier Naylor y demás responsables, pensamos que es hora de que se pongan a trabajar y piensen en el respeto y la dignidad que los familiares de los donantes merecen y que si para ustedes es una vida lucrativa la donación de órganos, por lo menos dejen de ser cínicos y cumplan por un lado; con la Ley y por otro con la sociedad que de manera altruista pueda pensar ingenuamente que el donar es digno. NO PUEDE SER DIGNO LO QUE NO SE RESPETA, y en su caso, no han respetado la razón por la que se supone se dicen médicos: el mismo Ser Humano y por supuesto menos aún la nobleza de la profesión médica, de la que deberían de avergonzarse de formar parte.

Encontrando médicos como Uds. resulta una pesadilla el ser donador, que todo tiene menos ser altruista, ni lo digno que debería ser, porque si esto lo hemos sufrido, percibido y vivido la familia, colegas, personas profesionistas, gente que conoce de leyes y podemos evidenciarlos, qué harán con personas que por sus condiciones económicas, sociales o culturales tienen que sufrir al caer en manos de médicos faltos de toda ética, moral y sentido humano como lo es el Nefrólogo Jesús Mier Naylor responsable de transplantes de la Beneficencia Española de Puebla.

Estamos seguros que muy pronto la Ley y la Sociedad les pedirán cuentas y es a ellas a las que tendrán que rendírselas.

“Como médicos y familiares de un donador sabemos lo loable que pudiera ser la donación de órganos, lástima que el mal manejo de ésta causa se hace por gente como Uds. Que denigran la acción y terminan con las intenciones de hacerlo.

“CON PROFUNDA INDIGNACIÓN

“Familiares del Dr. Alberto Rosas Toxqui”.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

About The Author

Related posts