18-09-2021 03:00:31 PM

Chedraoui, Gutsa y Doger, relación rota

La relación entre el patriarca de la iglesia ortodoxa, Antonio Chedraoui, y el ex alcalde de Puebla, Enrique Doger Guerrero, está rota.

Las razones tienen que ver con uno de los temas conflictivos para la alcaldesa Blanca Alcalá Ruiz y se relacionan con la operación del relleno sanitario de Chiltepeque, cuyo periodo de vida se agotó.

Y es que el jerarca eclesiástico había acordado con el edil poblano escuchar una propuesta de la poderosa constructora Gutsa para la concesión del relleno sanitario.

El enviado de la firma mexicana se presentó.

El trato que recibió fue nefasto, pues hubo un planteamiento de comisión millonaria, lo que sin duda rechazó el empresario.

De inmediato se quejó.

Y Doger dejó de existir para Chedraoui

En julio del 2007, Al Portador documentó parte de la historia:

“Alberto Ventosa Coglhan, coordinador de asesores del alcalde Enrique Doger Guerrero, negocia la concesión del relleno sanitario de Chiltepeque a favor de la empresa constructora Gutsa.

“Sí, la misma a la que el gobierno federal le revocó la concesión de la autopista del sol ante los graves retrasos y la ineficiencia con que operó la carretera a Acapulco, Guerrero.

“De acuerdo con fuentes cercanas a la transacción está enterado de las negociaciones el concesionario de Chiltepeque, José Abed Rovanett.

Según el acuerdo el Ayuntamiento aceptaría el traspaso de la concesión de Apycsa a Gutsa por un monto de diez millones de dólares.

“Del total. Tres millones de dólares serían reintegrados al Ayuntamiento de Puebla.

Tres millones de dólares quedarían en la bolsa de José Abed, quien le daría validez a la transa, perdón (cción)

“Y los restantes quedarían como comisión para “asegurar el futuro del proyecto dogerista y de Ventosa Coglhan”.

“Se prevé que esta operación se puede concretar, pues resulta más que prioritario para la administración dogerista disponer de recursos.

“Ya concesionó el Rastro Municipal y lo mismo hará con el sistema de parquímetros. Ahora van por el relleno sanitario de Chiltepeque, cuyo periodo de vida se agotará en un año.

“Sin duda que los poblanos empezaremos a padecer el año de la araña: “Toma todo para la campaña”.

“Y es que resulta inconcebible que pretendan concesionar el relleno sanitario a una empresa que acaba de perder el manejo de una autopista por ineficiencia e incapacidad: Gutsa”.

Ahora ya sabemos quién era el padrino de Gutsa.

Amén.

alportador@statuspuebla.com.mx

alportador.com

alportadortv.com

About The Author

Related posts