El Celler

Si anda en busca de algo especial para celebrar este 14 de febrero, visite El Celler, un restaurante que le ofrece los sabores mediterráneos con un toque contemporáneo.

Ubicado en la 29 sur 722 (atrás de la avenida Juárez), este lugar cuenta con una amplia carta de cócteles entre los que puede escoger para comenzar la velada. (Desde $55) Realmente resultan por demás apropiados si la noche es cálida y decide disfrutarla afuera.

Si le gusta lo dulce o cremoso, un Grasshopper  (preparado con licor de menta) o un Blue Hawaian (con curaçao y crema de coco) resultan una excelente opción.

Para algo más fresco, qué tal un Mojito (la bebida cubana por excelencia, hecha a base de ron), una Margarita (con el toque ácido y salado ideal) o un Tequila Sunrise (con jugo de naranja).

Si prefiere algo más seco, por supuesto puede escoger entre un  clásico Martini o cualquiera de sus variedades.

Por supuesto que también puede empezar ordenando una copa del vino de su elección para a continuación degustar de algunas tapas. Las hay de todo tipo y por supuesto no falta la tabla de quesos y jamón serrano, que es básica. El lugar también le ofrece jamón de pato al estilo serrano ($60), curado con una técnica especial de la casa. Si se decide a probarlo notará que el aroma y el sabor del ave son inconfundibles en una combinación tierna y rústica a la vez.

Como entradas, además, puede encontrar brochetas de carne y de camarón, ensaladas, pasta y pizza.

En cuanto a los platos fuertes, la carta cuenta con cordero, oveja, res y pescado. De entre ellos destaca uno por su gran originalidad.

Mar y Playa ($137) es un platillo que genera tanto a la vista como al paladar un agasajo que sabe y se ve justo a lo que su nombre indica.

 Se trata de un trozo de filete de pescado que reposa plácidamente sobre una capa de arena. Sí, leyó bien: arena. Arena que parece por demás real pero que es comestible. Resulta de una mezcla de amaranto y chía triturados hasta generar un polvo fino y suave que hace que la mente vuele a un destino costero para vacacionar. El pescado está acompañado de una mezcla de germen de soya y cebolla, que a la orilla de la playa luce como aquel cúmulo de algas revueltas que deja a su paso cada ola. Por supuesto, las almejitas no pueden faltar.

Para rematar, espuma hecha de vino blanco y un delicado y salado sabor a mar que evidencia la frescura del pescado.

Si prefiere carne, el Tragón le sugiere la carne a las brasas, que viene acompañada con ensalada al pesto ($145). Un filete suave y jugoso.

Llega el momento del postre y se antoja algo que apacigüe al paladar. No lo dude y pida una Esfera Láctica ($60), que con su cremoso sabor a chocolate y hojuelas de lavanda lo harán suspirar.

Otra riquísima opción es la Sopa fría de chocolate ($52), que usted ha de disponer sobre plátanos flameados. Está para chuparse los dedos.

De verdad no se resista al momento del postre, es lo ideal para cerrar una noche romántica.

Buen provecho.

eltragn@yahoo.com.mx

About The Author

Related posts