28-11-2021 02:47:27 PM

¿Y quién para la inercia sucesoria del 2010?

Los tiempos de la sucesión llegaron a Puebla.

Y nadie parará una dinámica que involucra a tres años de que deje Casa Puebla perfilar al sucesor de Mario Marín Torres.

Los dos partidos predominantes, PRI y PAN, empiezan a ser rebasados por un proceso natural, resultado de las aspiraciones legítimas de quienes consideran tamaños para arribar fuerte al 2010.

En el Revolucionario Institucional empiezan a intentar a meter orden y ya salió la instrucción de quien aspire a la gubernatura dentro del gabinete que renuncie y salga con “alegría” a buscar el respaldo popular.

De ahí que personajes como Alberto Jiménez Merino en Desarrollo Rural; y Gerardo Pérez Salazar, en Finanzas y Administración han dejado en claro que no son los tiempos de pensar en la sucesión.

Otros mantienen un bajo perfil: Mario Montero Serrano en Gobernación; y Javier García Ramírez en Obras Públicas.

Unos más suman adeptos a favor de Javier López Zavala como Alejandro Armenta Mier en Desarrollo Social; y Darío Carmona en Educación.

Está claro que el gobernador empieza a atar los hilos de la sucesión a partir de un proyecto transexenal.

Enfrente aparecen otros personajes que pretenden girar fuera de la órbita marinista: Enrique Doger Guerrero, el alcalde de Puebla, quien sin duda arrancará su estrategia de victimización a partir del 16 de febrero.

Dos más están en campaña: Jesús Morales Flores, ex diputado federal; y Víctor Hugo Islas Hernández, ex senador. Ambos recorren pueblos y aprovechan lazos mediáticos para dejarse ver.

También en bajo perfil continúa Jorge Estefan Chidiac, legislador federal, quien empieza a colocar posiciones en el gabinete de Blanca Alcalá Ruiz, la alcaldesa que tomará posesión el 15 de febrero.

Estefan confía en que sus vínculos con personajes del gobierno federal y su alianza con Enrique Peña Nieto, gobernador del poderoso Estado de México será suficiente para llegar vivo al 2010.

 

¿Y EN EL PAN?
En la tienda de enfrente también cada quien hace su juego político de cara a la sucesión de Casa Puebla.

Hay cuatro personajes que han manifestado abiertamente su interés: Ana Teresa Aranda de Orea, subsecretaria de Gobernación federal, quien sabe bien que su boleto para el 2010 lo compró con la derrota de Antonio Sánchez Díaz de Rivera por la alcaldía de Puebla.

Humberto Aguilar Coronado está ya en campaña. Montó su oficina de gestión y empieza a tejer alianzas.

Rafael Moreno Valle Rosas mantiene fuerte presencia en el interior del estado con ediles panistas, priístas y hasta perredistas-convergentes.

Otro que también dijo que va es Ángel Alonso Díaz Caneja.

Las cartas ya están echadas.

¿Quién llegará vivo, claro, políticamente?.

 

ZAVALA-MEZA
Ex secretarios de Gobernación y ex legisladores locales, Javier López Zavala y Carlos Meza Viveros desayunaron ayer en el Fiesta Americana.

Ahí, Zavala le pidió una tregua para que no respalde a Enrique Doger en sus aspiraciones a la gubernatura.

Meza guardó silencio.

alportador@statuspuebla.com.mx

www.alportador.com

www.alportadortv.com

About The Author

Related posts