24-10-2021 07:49:01 PM

Quebrado, el PRI poblano

TEMP24ENE08El Partido Revolucionario Institucional en Puebla vive tiempos contrastantes.

Por un lado, el crecimiento enorme de su patrimonio político después del proceso electoral del pasado 11 de noviembre, lo que le permite controlar hoy el congreso local y la mayoría de los ayuntamientos más importantes del estado.

Por el otro, sin embargo, la virtual quiebra financiera de este instituto político, lo que lo tiene operativamente en condiciones paupérrimas.

Sí, en el edificio de la Diagonal son cosa del pasado el contar con servicios básicos para la operación efectiva de un partido como son teléfono, Internet, papelería, intendencia, vigilancia, etc.

Lo peor del caso es que, el recorte de gastos ya ocasionó los inevitables despidos.

Más de 160 trabajadores del partido, muchos de los cuales fueron fundamentales en la operación electoral durante las elecciones de 2007, recibieron la noticia de su despido como premio a las labores que desempeñaron.

Vaya justicia.

Curiosamente, las instancias del partido que resultaron más afectadas por la crisis económica son las que tuvieron una responsabilidad concreta en la estrategia de obtención de votos por parte del tricolor.

Un ejemplo: la Secretaría de Organización a cargo de Roberto Marín Torres, hermano del gobernador de donde salieron cerca de 90 personas, la cual quedó reducida a una simple cartera de protocolo.

Nada más.

Llama la atención el desmantelamiento de carteras estratégicas en la operación electoral cuando en abril próximo se llevarán a cabo elecciones en las 17 juntas auxiliares del municipio de Puebla en donde, aunque legalmente no participan los partidos políticos, todos sabemos que ellos son quienes organizan planillas, definen candidatos y salen a obtener los votos.

El contar con presidencias de juntas auxiliares “cómodas” al PRI será fundamental en el inicio del trienio de Blanca Alcalá.

Pero más allá de esto ¿cómo explicar la quiebra en el PRI si fue el partido que mayor cantidad de dinero público recibió en el 2007 por concepto de prerrogativas?

¿No quedó nada de aquellos 22 millones 444 mil 680 pesos con 41 centavos que en teoría gastó el partido el año pasado?

Sin contar lo que se movió por debajo del agua ¿en cuánto le salió cada voto al tricolor?

Ahora bien, en un escenario de crisis financiera tan profunda, cómo entender el hecho de que el dirigente estatal del PRI, Valentín Meneses, salga para Europa el próximo viernes para “acompañar” a la alcaldesa electa Blanca Alcalá en una “gira de trabajo” por España y Francia para “analizar esquemas exitosos de desarrollo municipal que se han implementado en esos países”.

Ni hablar, es la lógica ilógica de ser priista.

 

AGRADECIMIENTOS

No podía terminar esta entrega sin agradecer a los émulos de Torquemada, a las beatas frustradas, a las herederas de las glorias de las Carmelitas Descalzas, a las hijas del Verbo Encarnado, a los tenedores de la franquicia de la moral y las buenas costumbres y a los portadores de la verdad absoluta revelada a ellos en exclusiva por el mismísimo Ser Supremo en persona, sus muy inspiradores comentarios sobre la columna de ayer.

Más allá de su deseo de verme arder eternamente en lo más recóndito del averno, me llama la atención cómo, en un alarde de creatividad divina, algunos relatan con verdadera profundidad y de manera explícita, toda la clase de castigos físicos y espirituales a los que les gustaría someterme y que según ellos merezco por tan atrevida exposición.

Estarían felices de volver a utilizar con un servidor, algunos de sus antiguos juguetitos como La Doncella de Hierro, La Cuna de Judas, El Aplasta Cráneos, La Pera, La Toca, El Toro de Fálaris, La Garrucha, El Potro, La Rueda, El Borceguí, El Casco, La Horca, El Garrote Vil, La Cuerda, La Sierra, Las Jaulas Colgantes, Los Grilletes, El Cepo, La Cigüeña, Las Garras de Gato o de plano La Guillotina, todos estos instrumentos de tortura y muerte que fueron utilizados en su momento por esas almas caritativas y piadosas que conformaron el Santo Oficio.

Que así sea.

latempestad@statuspuebla.com.mx

About The Author

Related posts