27-02-2021 05:56:55 PM

Del Yunque a la Yunta; quién manda hoy

Las fichas y documentados presentados en este espacio en torno a los liderazgos yunquistas y la situación en que se halla la Organización polarizan. Fieles a su estilo los personeros de la derecha pretenden matar al mensajero, pero pierden de vista, para variar, el fondo.

La soberbia los aniquila y siguen sin entender que hoy en el CEN del PAN se ubican en el banquillo de los acusados.

Para contribuir más a la polarización se presenta ahora un diagnóstico actual sobre El Yunque.

Que la obediencia los redima.

PANORAMA DE LA ORGANIZACIÓN.- La organización está funcionando de formas extrañas y no es fácil entender como se conduce ahora. Aquí enlistamos a cuatro estamentos de la misma, no en función de facción como son Ángel Alonso Díaz Caneja, Antonio Sánchez Díaz de Rivera, Humberto Aguilar Coronado, Ana Teresa Aranda, Francisco Fraile García o Pablo Rodríguez Regordosa, sino como niveles de sus militantes.

“Consideramos que dichos estamentos -o clases sociales- la representan de manera clara. Por un lado los jerarcas, por otro quienes en el PAN operan y/o talachean muy vinculados a los jerarcas -relación simbiótica- y por otro sus mas ciegos seguidores.

“Antes, podía decirse que éste era el frailismo y aún hoy podríamos situar a Fraile aquí, pero optamos por señalarlo como una facción.

“Su fuente de poder es su capacidad de dar o quitar chambas y cada vez menos la legitimidad de sus jefes, que han ido perdiendo su proverbial imagen de intachables. En la medida que dejen de tener capacidad de dar chamba, les perderán el respeto y el miedo.

“Sobre todo las personas listadas en el grupo de operadores puede inclinarse hacia cualquiera de las facciones alterando los precarios equilibrios existentes.

 

“JERARCAS…

Son depositarios de la autoridad orgánica, pero han ido quedando en manos de quienes realmente están a cargo de la operación política y en esa medida han ido perdiendo legitimidad.

“Cada vez va aflorando más, cuan humanos son, y van haciéndose mas obvios sus contubernios. Han sido manipulados por Ángel Alonso Díaz Caneja y por el Caimán Antonio Ramírez Castellanos. Debe estudiarse su comportamiento en base a las designaciones que hagan para mesurar quien influye en ellos y donde están sus afectos.

“El que Ángel Alonso Díaz Caneja haya ocupado el primer sitio y Roberto Grajales Espina el tercero en la lista de candidatos a consejeros nacionales, hace completamente inverosímil la versión que han difundido de que estos personajes están alejados -e incluso que han sido expulsados al igual que el Caimán- de la organización

“Los jerarcas siguen siendo necesarios a los verdaderos operadores para manipular a los que perseveran en la creencia de que la organización es el bien encarnado.

 

“OPERADORES

“Estas personas están dedicadas de tiempo completo a la organización y/o al partido. A través de ellas se instrumenta la línea que emana del mando y ellos son responsables por la acción de la burocracia del partido y de quienes dependen laboralmente de este.

“Su función principal es informar del comportamiento de la gente, de lo que los militantes dicen de los jefes, dirigentes y/o líneas que se dictan. Son un soviet en el que todos son delatores de todos.

“La organización perdió la fraternidad para constituirse en una red de complicidades donde lo que mantiene la cohesión ya no son los ideales, sino el temor a ser delatado por faltas reales o supuestas y perder la chamba y/o las “oportunidades”. 

“Los operadores viven con la esperanza de que les den una “oportunidad”, pero generalmente les envían a candidaturas con muy pocas posibilidades de triunfo o a las más lejanas posiciones en las listas plurinominales. Pocos son afortunados y escalan a posiciones de privilegio. Eduardo Rivera es un caso.

“Si bien se escuchan sus opiniones, se les exige la más ciega obediencia a los dictados de la organización, señaladamente en lo referente a impulsar o bloquear liderazgos y candidaturas. Son vistos por los jerarcas con cierto desprecio en virtud de sus orígenes generalmente humildes. A través de ellos se difunden chismes para ensalzar o difamar a quienes puedan alcanzar alguna posición. Son impresionantemente eficaces en esta función e increíblemente incompetentes para realizar verdadero trabajo de partido.

 

“BUROCRACIA

“Los burócratas del partido no participan en la toma de decisiones, ni operan propiamente, sino que hacen la talacha. Son instrumento clave de control, espían a la militancia e informan a los operadores. Son usados para correr chismes y amenazas.

“Entre los operadores y los burócratas hay muchos hijos de viejos militantes de la organización “sin pedigrí” y en precaria situación económica. No tienen grandes aspiraciones, se les acoge y da chamba siendo considerados “de toda confianza” por lo que resultan ser los mejores delatores.

 

“CUSTODIOS

“Estas personas -y familias- crecieron y fueron formadas en la organización, a la que consideran defensora del bien y como tal, incorruptible. Piensan y dicen lo que les indican y obedecen sin dudar. Son la masa de votos que les garantiza mayoría en asambleas y convenciones, de ahí que cuiden tanto el ingreso de nuevos miembros que comprometan sus “democráticas” victorias.

“Este perfil de personas que observa desde afuera, inevitablemente va percatándose de todo lo que sucede y se está alejando tanto de la organización como del partido. Son menos vulnerables que los operadores y los burócratas, dado que no dependen laboralmente de la organización, y la crítica, contenida por mucho tiempo, ha venido aflorando aceleradamente y es cada vez más acerba. Ya no consideran a los jefes -como siempre fue- intachables.

“Hay una profunda decepción por lo que está ocurriendo tanto en la organización como en el partido.”

 

alportador@statuspuebla.com.mx

www.alportador.com

www.alportadortv.com

About The Author

Related posts