Viernes 01 de Agosto del 2014

Prosoft, empresarios y candidatos

balance09

Por: Socorro López Espinosa


En este 2012 podría tener mejores resultados el Programa para el Desarrollo de la Industria del Software (Prosoft) al tener mayor control a quién se entregan los recursos y cómo se ejecutan los mismos, para que no vuelvan a suscitarse situaciones como en los dos últimos años que en gran parte se apoyó sólo a ciertas cámaras o empresas, o que algunos beneficiarios del programa a su vez eran proveedores del proyecto financiado.

La nueva normatividad del Prosoft fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 23 de diciembre pasado, en la que se ratifica que el programa depende de la Dirección General de Comercio Interior y Economía Digital (DGCIED) de la Secretaría de Economía, y no de la Subsecretaría de Pyme, tal como ocurrió en los años 2009 y 2010, cuando sin mayor justificación la subsecretaría asumió su operación pese a estar originalmente en la DGCIED.

En su momento en diversos estados, como Puebla, hubo comentarios o denuncias oficiales de cómo eran designados los recursos millonarios del Prosoft y, en algunos casos, ni siquiera cumplían con los mínimos requisitos u objetivos como desarrollar software o generar empleos.

Hubo observaciones que ciertos proyectos respaldados sólo beneficiaron a una empresa comercial o servicios administrativos, turísticos o restaurantero con poco o limitado impacto para las TI o generación de empleos.

En algunos casos sólo se aplicó en cambio de equipo de computación sin que hubiera un mayor desarrollo de software o un servicio para los clientes o para socios de organismos.

Ahora, entre los principales cambios está la redefinición de actividades económicas, subramas o clases de acuerdo a la Clasificación Industrial de América del Norte (SCIAN), y además que las empresas u organismos que sean beneficiarios de un proyecto no pueden ser a su vez proveedores del mismo.

Y es que anteriormente quien era apoyado por el Prosoft también era accionista o representante de alguna empresa y ‘curiosamente’ esta última resultaba proveedor de producto o servicio para desarrollar el proyecto. Así que ganaba por las dos vías.

Otras opiniones que influyeron en los cambios fueron las de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) y también la reciente evaluación hecha por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), y respaldada por el Coneval sobre el Desempeño 2010-2011 del Prosoft.

Dicha evaluación evidenció que el programa debía estar a cargo de la DGCIED; la necesidad de tener cifras oficiales más confíales sobre información del sector, y que el indicador de empleo potencial en el sector TI, se sostiene que aunque es pertinente y confiable, su nombre es confuso ya que se refiere al número de empleos que se generan al año y no a los que se podrían apoyar que es la connotación de potencial.

Además que era necesario darle claridad en la operación del programa, definir las áreas de intervención de los organismos promotores y beneficiarios, y, por supuesto, que haya trasversalidad del programa.

Con tales cambios se espera que realmente los recursos del Prosoft sean aplicados de forma efectiva en el desarrollo de TI, en capacitación de personal y generación efectiva de empleos, además de darle seguimiento a los proyectos que en su momento fueron financiados.

Puebla y Prosoft

En el caso de Puebla en 2012 si habrá recursos para el Prosoft y apoyo del gobierno del estado, además se especula que habrá cambios en la Ley de Ciencia y Tecnología del Estado para que esté mejor relacionada con la legislación federal y vincularla con la Innovación, para que opere mejor el sector.

En otros estados, como Jalisco o Sinaloa y recientemente Michoacán, se modificó la ley y es a través del Consejo Estatal de Ciencia, Tecnología e Innovación que se manejan los recursos de Prosoft.

Dichas modificaciones estatales han provocado el rechazo de empresarios, concretamente de afiliados a Canacintra.

Curioso, porque han sido los que más se han beneficiado de estos recursos a través de las empresas afiliadas o de sus propias delegaciones de Cámara.

Por cierto, en Canacintra-Puebla los socios esperan ver resultados del programa de información, después que resultó beneficiaria del Prosoft en 2010 para desarrollo del software que les permita cruzar datos para la toma de decisiones.

Y es que, en 2010 con el respaldo de la Canieti, el organismo privado presentó el proyecto “Fortalecimiento de Infraestructura y Capacitación para Canacintra-Puebla” con un monto de 1 millón 032 mil 092 pesos, de los que la federación otorgó 258 mil 023 pesos, el gobierno estatal otro tanto y los 516 mil 046 pesos restantes los aportó Canacintra.

Recursos que ya se ejercieron y fueron debidamente cotejados.

Las páginas de Internet tanto de Canacintra como del sector TI de esta misma cámara fueron presentadas en septiembre pasado, y las cuales fueron desarrolladas por la empresa Synergy propiedad de Raúl Reyes Michel.

Curiosamente, Reyes Michel fue presidente del sector de TI y desarrolló las páginas web, pese a ello fue rechazado como candidato único a la presidencia de Canacintra, pues según dijeron los industriales no les convenció su plan de trabajo.

Finalmente Erick Junghanns Diestel aceptó postularse y se presentará el próximo 2 de febrero a la Asamblea Anual de dicha cámara,

¿Quién cree que será el nuevo dirigente de los industriales de la transformación?

Cambios en CCE

Recién egresado como Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Upaep (noviembre 2011), Luis Fernando Roldán de la Tejeda es el nuevo director del Consejo Coordinador Empresarial de Puebla (CCE), en sustitución de Héctor Ortiz Sánchez de Cima.

Roldán de la Tejeda, de 25 años de edad, tenía un año de ser el coordinador de Egresados de la citada Universidad, cuyo jefe era Heliodoro Frayle, y además empezó a cursar la Maestría en Dirección de la Comunicación en la misma Upaep.

Mientras tanto, Luis Rodríguez Fernández se prepara para encabezar la asamblea (en el primer trimestre de este año) en la que será reelecto como presidente del CCE, por tercer año consecutivo.

IP y precandidatos

Al intensificarse las “precampañas” de los aspirantes a la presidencia de la República, todos buscan reunirse con los diversos sectores de la sociedad entre ellos los empresarios.

Estos días anda en Puebla el pre-pre-abanderado panista Ernesto Cordero, que se reunirá con los integrantes del sector privado.

Sin embargo, hasta este fin de semana ni el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ni su presidente Luis Rodríguez Fernández habían sido invitados a reunirse con el extitular de Hacienda.

Aunque el dirigente del CCE ya recibió la invitación para estar próximamente con el priista Enrique Peña Nieto y con la panista Josefina Vázquez Mota.

A las reuniones con los abanderados partidistas serán invitados todo tipo de empresarios, socio o no de los diversos organismos empresariales.

Pero por lo visto en el equipo de campaña de Cordero y sus operadores en Puebla andan bastante perdidos, o ¿será que dan por sentado que es lo mismo invitar a Pablo Rodríguez Regordosa que a Luis Rodríguez Fernández, porque son cuñados?

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla / Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

www.balance-financiero.com

Escribir un comentario