Viernes 31 de Octubre del 2014

Uso legítimo de la fuerza policial

Siempre será triste y lamentable, el hecho de que una vida humana se pierda, como en lo ocurrido recientemente en Puebla Capital y muere una Mujer que a deir de muchos estaba embarazada, y sobre todo se torna cuestionable a más no poder cuando esto sucede en un hecho en donde se ven involucrados policías, sin embargo no sólo habrá que dar una u otra respuesta simple a los resultados, sino de hacer un verdadero análisis de este tema a fin de que esto simple y sencillamente no vuelva a ocurrir.

Es difícil el analizar un acto de este tipo, sin embargo debe hacerse a fin de no incurrir en errores de una u otra parte y de que lo más importante, que es llegar a la verdad, se conozca como resultado una investigación profesional y apegada a derecho que seguramente se estará llevando por la Procuraduría General de Justicia en el Estado de Puebla.

Que fácil es decir, que las personas que se vieron involucradas en este lamentable hecho eran personas “non gratas” (según declaraciones de testigos en algunos medios) en el lugar donde vivían y esto se suscito, y más fácil lo es aún el culpar a los policías que se encuentran normalmente atados de manos por falta de una adecuada defensa, los policías casi siempre viven en la casa del jabonero y cuando no caen resbalan.

El Policía al actuar en un problema seguramente con alguna parte de ste quedará mal, si es blando lo menosprecian e insultan y si se puede lo agreden, si es estricto, lo menosprecian e insultan y si se puede lo agreden, entonces qué hacer ante una agresión, que hacer ante un acto de repulsa física, usted que haría si siente que su vida peligra y se encuentra en de inferioridad numérica y no cuenta con los medios de anexarse mayor auxilio y este no llega.

¿Hasta donde debe o puede un ciudadano agredir a las autoridades con la finalidad de arropar a un conocido o no, que está infringiendo las leyes o reglamentos de un lugar, autoridades que de una u otra manera están para ayudar a la ciudadanía y sin embargo siempre son atacados cuando a los que se encuentran en un problema no les conviene su actuar, hasta donde las agresiones de una parte u otra se justifican si están llegan a constituir muchas veces intentos de homicidio, cuando debe defenderse el policía y donde está la ventaja?

Sin embargo, por eso es importante el hacer un fuerte análisis de las causas de estos hechos y no solo criticar o hacer comentarios si los elementos están o no preparados para situaciones críticas,  nadie se encuentra preparado por mas adiestramiento que se tenga hasta que no se encuentran frente al problema por primera vez, aquellos que declaran lo contrario mienten por guardar pomposas posiciones, ese es el problema de los cuerpos de seguridad y ahí está en muchas ocasiones el punto álgido de la corrupción, en la comisión por omisión, pues es difícil que el policía quiera actuar cumpliendo su deber si normalmente hagan lo que hagan llevan las de perder y terminara finalmente sin trabajo, en la cárcel o muerto.

Que hay elementos abusivos, ¡por supuesto¡, pero no lo son todos, también es difícil el actuar cuando al prestar un auxilio ya llevas el santo de espaldas pues hagas lo que hagas serán fuertes las criticas que recibirás cuando no agresiones de una u otra parte involucrada en los problemas como ya lo comentamos anteriormente.

Pero ¿por que se dan los abusos policiales? Claramente y en una forma por demás profesional lo aborda el investigador del Colegio de México Carlos Silva en el libro editado en coautoría con Martín Gabriel Barrón Cruz y José Arturo Yañes Romero en el 2004 por el INACIPE “Guardia Nacional y Policía Preventiva: dos problemas de Seguridad en México” cuando comenta que “mientras en países como en los Estados Unidos de Norteamérica la brutalidad policiaca casi es sinónimo de uso injustificado de la fuerza en la realización de un arresto (Bailey 1996), en México como el Latinoamérica, lo que se entiende por formas del abuso policial representa un conjunto de fenómenos más amplios”.

Aquí el autor explica a este problema no como un simple acto de autoritarismo, sino que se puede entender como un todo, entre la falta de conocimiento de la ley por la población civil, la falta de capacitación o la capacitación adecuada para el tema en lo particular, la indiferencia de los gobiernos en esto hasta que no aparece el problema, y entonces se alarman desde la seguridad de sus escritorios, también son parte de esto incluso los diferentes estratos sociales y los diferentes cuerpos policiales pasando por el problema de la corrupción.

En este punto el investigador Carlos Silva expone algunos factores explicativos de abuso policial como lo son los cinco niveles que comenta, en primer lugar, la variación de las características individuales de los policías (sexo, edad, nivel educativo, identidad racial, perjuicios etc.) el segundo nivel atiende a las características formales e informales de la propia corporación, como lo son su organización, manejo interno, incentivos, sanciones y la subcultura del trabajo policial, cuantas veces los mandos no aparecen para solucionar las cosas y en esto no quiere decir solapar, sino que si hay que aplicar la ley se haga inclusive en sus elementos, pero no estos se encuentran en sus camas o no sé donde pero no con su personal.

El tercer punto apunta Silva se sustenta en la relación policía-ciudadano (agregaría yo, ciudadano policía, ciudadano civil), las exigencias de situación como aspecto físico, genero, comportamiento las malas definiciones de sospechosos así como sus reacciones, mismas que determinan en muchas de las veces la acción abusiva o no de la policía, en el cuarto nivel se señalan factores como la inequidad económica y los índices delictivos de diferentes circunscripciones en donde operan las unidades policiales y su comportamiento hacia los cuerpos de Seguridad y el quinto nivel sería el entorno legal en que se desarrolla la labor policial que normalmente es bajo, malo o nulo ¿y los legisladores?

En resumen se sintetizan los factores del abuso policial en cinco niveles, Institucional, Organizacional, socio estructural, situacional e individual. Basando  las tres que ya con anterioridad habían definido como lo son individual, situacional y organizacional en Friedrich 1980 y Worden 1996

Además de esto agregamos falta de interés de los políticos en nuestro estado por tener una legislación al respecto, moderna y actualizada, entonces por eso dejamos al policía en total estado de indefensión y a los ciudadanos expuestos a la reacción de elementos que no están seguros de lo que puedan hacer aunque se les haya enseñado pues siempre sus mandos los dejaran solos a su suerte en la mayoría de los casos.

¿En donde quedan entonces los acuerdos firmados por nuestro país en La Haya y en la Habana, Cuba, por que otras entidades ya cuentan con legislación al respecto y en Puebla no, con respecto del uso de la fuerza, en donde queda la obligación de las autoridades de implementar un sistema de información a la ciudadanía al respecto de este tema y no se provoque situaciones de agresión que terminen en forma fatal.

Tal parece que no nos conformamos con tener una sangrienta lucha contra la delincuencia organizada que se libra en todo el país, sino que además hoy tenemos que enfrentarnos entre nosotros mismos, ¿y mientras? pierde el ciudadano policía, pierde el ciudadano civil y perdemos todos.

¿O, no?

JUZGUE USTED

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla