Que se jodan los jóvenes

Por Alejandro Mondragón

 

Los delitos electorales se castigan con cárcel, sin derecho a fianza, declaró este domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su segunda visita a Puebla en menos de 45 días.

 

Y ahora cómo le hará Eduardo Elías Gandur Islas, suplente del líder del Congreso del Estado, Gabriel Biestro.

 

Usted no está para saberlo, pero yo sí para contarlo. Esta criatura de Morena ahora opera como director de Delegaciones del sistema DIF.

 

Su primera decisión fue suspender arbitrariamente los recursos presupuestados para diversos programas.

 

Uno de los casos más evidentes y graves es el de las Casas Jóvenes en Progreso, programa reconocido por organismos internacionales como SIPINNA y por el propio DIF federal, al ser un ejemplo nacional por su objetivo fundamental de generar mejores condiciones y oportunidades a las niñas, niños y adolecentes poblanos más desprotegidos.

 

Los inmuebles ubicados en Amozoc, San Andrés Cholula, Vicente Guerrero, Zacatlán, Tlatlauquitepec y Cuetzalan están en el completo abandono, pese a que los recursos para su operación y mantenimiento estaban etiquetados.

 

Lo que sorprende es que apenas en 2018 se creó un fideicomiso en Banbajío denominado Casa Jóvenes en Progreso por 4.5 millones de pesos.

 

En sólo 14 meses, desde su creación, las Casas Jóvenes en Progreso beneficiaron a más de 18 mil niños, niñas y adolescentes poblanos.

 

¿Se querrá pasar de listo para orientar apoyos a fines electorales?

 

Seguro que el director Arturo Hernández Davy tomará cartas en el asunto para garantizar la operación de las casas que brindan atención a los jóvenes.

 

Y meta en cintura al protegido de Biestro.

 

Quien las hace, no las consiente.

 

LA ROMERO TRANSAS

 

Muy indignados y activos con bots en redes sociales estuvieron los integrantes del clan de los López, por la denuncia que interpusieron ante la Contraloría del Estado en su contra y la imposición decretada por el Cabildo a su favor cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial aún no emite un fallo sobre la impugnación.

 

Con el hígado y sin razón lanzaron ataques a lo pendejo. Así son, siempre es el mismo tono y repetición de frases. No aprenden. La vida ya se les cobra.

 

Mañana retomo el caso de la Romero Vargas.

 

Faltaba más.

 

 

About The Author

Related posts