Bartlett no electrocutó a Peralta

Por Alejandro Mondragón

 

 

A Manuel Bartlett Díaz, director de la Comisión Federal de Electricidad, se le traspapeló, olvidó u ocultó el nombre del empresario Carlos Peralta Quintero, dentro de su lista de los grandes beneficiarios con el negocio de la electricidad en el país.

 

En conferencia, el ex gobernador de Puebla mencionó a los “peces gordos” que se han favorecido de la paraestatal: Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Felipe Calderón, José Córdoba Montoya, Jesús Reyes Heroles, Luis Téllez, Carlos Ruiz Sacristrán, Alfredo Elías Ayub, Georgina Kessel, Jordy Herrera y Alfredo Fleming Kauffman.

 

Sin embargo, hubo cero mención a su paisano Carlos Peralta.

 

Una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) señaló que desde 2013 y hasta 2018, las empresas Controles y Medidores Especializados (Conymed) y IUSA, ligadas a Carlos Peralta Quintero, han sido las grandes beneficiadas de las licitaciones de la CFE para la adquisición de medidores.

 

En conjunto, obtuvieron contratos que suman poco más de 15 mil 833 millones de pesos.

 

La estrategia del empresario, según lo investigado por Thelma Gómez Durán, integrante de MCCI, consiste en participar en las licitaciones con dos compañías (Conymed y IUSA) que, en apariencia, no tienen nada qué ver pero que sí están ligadas.

Además de estos señalamientos está el hecho de que ambas empresas tienen una averiguación en su contra, ya que en octubre de 2017, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) anunció la apertura de una investigación por posibles prácticas absolutas en el mercado de producción, distribución y comercialización de los medidores de luz adquiridos por la CFE.

 

Manuel Bartlett como gobernador de Puebla trajo a Peralta Quintero como su principal inversionista en el proyecto de construcción del exclusivo club de golf La Vista, en los terrenos expropiados de la Angelópolis.

 

Su antecesor, Mariano Piña Olaya, había vendido en operaciones oscuras las tierras despojadas a campesinos a favor de empresarios, como Kamel Nacif Borge y los hermanos Margain Berlanga, dueños de Banco de Oriente.

 

Bartlett desbarató las transacciones e invitó a Peralta a invertir en el proyecto residencial y recreativo para quedarse con los terrenos.

 

Dicha relación se mantuvo hasta el fin de su sexenio. Con la llegada de Melquiades Morales se amplió su influencia con el proyecto de Valle Fantástico y la operación del aeropuerto Hermanos Serdán.

 

Todo lo operaba desde Pastejé, Estado de México, con el visto bueno de su amigo Bartlett.

 

Las firmas de Peralta Quintero monopolizan el mercado de medidores de la CFE, pero al director se le traspapeló, olvidó y ocultó ese nombre.

 

Pequeño detalle.

 

About The Author

Related posts