Iniciando una nueva época

Por Guillermo Alberto Hidalgo Vigueras

 

Un año mas que se va y uno nuevo por llegar, viviendo tiempos realmente complicados para nuestro México y para nuestra querida Puebla, tanto en la capital, como en nuestro Estado.

Por un lado, la Trágica muerte de nuestra Gobernadora Martha Erica Alonso Hidalgo, en Compañía de otras cuatro personas en tremendo accidente aéreo, y por otra, que en nuestra capital la presidenta no obstante se autonombro, vocera, nana, comunicadora y protectora de su Secretaria de Seguridad, la pequeña (e insignificante Lulú) no atinan a mejorar el tema.

Para empezar, quisiera desearle a todos los que tienen la benevolencia de leernos, que este año sea mejor que los anteriores, y que en sus casa y familias tengan paz, amor y fuerza para salir adelante, por que mucho habremos de hacer nosotros mismos, ya que nuestras autoridades (al menos en el municipio) en nada abonan al tema, si no fuera por los experimentados mandos policiales que aún quedan, no se que estaría pasando.

Por otra parte, se anticipa complicado el panorama en lo que corresponde al tema de designar a un gobernador interino y posteriormente a un gobernador substituto, principalmente por el hambre de poder que algunos de los actores están demostrando con su emberrinchamiento por estar en la cúspide de la administración pública estatal.

El problema, esta en saber si los que decidan el tema se darán cuenta que para los dos perfiles se necesita y requiere personas con experiencia en la administración pública, y no sólo títeres que quieren hacerse notar por sus grandes complejos que portan y tienen desde siempre, al menos desde que los he visto actuar,

Se requieren personas, que no sólo sean partidistas emberrinchados sino políticos con el corazón caliente y la cabeza fría, políticos que sean conciliadores, capaces de unificar de nuevo a ésta Puebla tan convulsionada, políticos que sean capaces y valientes para poder reconocer y aceptar que en Puebla tenemos a muchos ciudadanos con la experiencia, conocimientos y amor por nuestra entidad como para dejar de importar personas que poco o nada aportan a nuestra entidad.

Se buscan poblanos de tiempo completo y no oportunistas, personas que trabajen por nuestra entidad y no la dañen como en el caso de la seguridad publica municipal, con actitudes y razonamientos que aparentan ser perversos y que les importa más protegerse a si mismas que la comunidad.

Se buscan funcionarios que sepan apreciar lo que se ha hecho por nuestra Puebla, y que se ha hecho mucho y no se pongan a inventar como cada tres o seis años la seguridad para nuestra ciudadanía.

En fin se buscan personas profesionales de la política y no seudofuncionarios payasos que no tienen experiencia operativa, que no sienten las muertes de nuestra ciudadanía, que no les importa los daños a la comunidad y que esconden la cola sólo para poder cobrar lo que les regala quien los puso en su puesto por amistad.

About The Author

Related posts