PAN y Morena se pelean la gubernatura

Por Shanik David

 

A pesar de que las autoridades electorales han insistido que será hasta que se tenga el resultado del cómputo final de los votos que se podrá definir quién fue el ganador de la elección al gobierno del estado, tanto Luis Miguel Barbosa Huerta como el equipo de campaña de Martha Erika Alonso Hidalgo presumen sus victorias.

Por un lado, Barbosa Huerta sentenció que, de acuerdo con los resultados de las actas levantadas por colaboradores de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), se estima que lleva una ventaja de 10 puntos por encima de Alonso Hidalgo.

Por esta razón, dijo, es que el grupo de exgobernador Rafael Moreno Valle busca de todas las formas posibles “robarse” el resultado de la elección, por lo que calificó al exgobernador y a la candidata de Por Puebla al Frente como una “pareja siniestra”.

Acusó que en su interés de afianzarse al poder, al darse a conocer las primeras tendencias que le daban la victoria, decidieron reventar la elección por medio de hechos violentos en diferentes puntos de la ciudad de Puebla y al interior del estado.

Ante esto dijo que el equipo legal de Morena, el cual está encabezado en Puebla por Santiago Nieto Castillo, ya se encuentra en proceso para recabar todas las pruebas necesarias y defender ante todas las instancias posibles el resultado de la elección del domingo.

Al respecto, Maximiliano Cortazar Lara, vocero de la campaña de Alonso Hidalgo, sentenció que la supuesta ventaja presumida por Barbosa Huerta es mentira, pues los resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) y del conteo rápido favorecen a la candidata.

Incluso sentenció que esta ventaja “es irreversible” a pesar de de que se trata de menos del 4 por ciento reflejados en resultados preliminares, y garantizó que cuando se dé el computo final de los votos se confirmará la victoria de Alonso Hidalgo.

Sin embargo, reconoció de manera indirecta que la panista se vio beneficiada por el llamado al voto diferenciado que emprendieron algunos grupos políticos en el estado, pues presumió que muchas personas que apoyaron a Andrés Manuel López Obrador también votaron a favor de ella.

“Es un tema de candidatos, aquí los que compiten son los candidatos, y ganó Martha Erika porque Luis Miguel Barbosa no convenció”, insistió.

En cambio, Enrique Doger Guerrero reconoció que las preferencias electorales no le favorecieron, y aunque el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tuvo resultados desfavorables en las contiendas locales y federales, aseguró que todavía no está muerto.

El priista aceptó tener la responsabilidad en la derrota en la competencia por el gobierno del estado, pero dijo que ahora en vez de discutir lo que importa es llamar a la unidad sin importar las diferencias partidistas.

Además, pidió a las autoridades estatales que se investiguen todos los hechos de violencia que se dieron a lo largo de la jornada electoral, incluido el asesinato de dos priistas en Chignahuapan.

About The Author

Related posts