16-07-2018 01:47:16 AM

Después del 2 de julio…

Por Rodolfo Rivera Pacheco

 

Aunque panistas –reales- y priístas –sinceros- (hago la aclaración porque en este proceso electoral hubo muchos “fake” de ambos bandos) sigan intentando racionalizar con mil y un argumentos (algunos racionales, otros francamente absurdos) que sus candidatos a la Presidencia pueden aún remontar una ventaja de más de 30 puntos –en el mejor de los casos- y ganarle a Andrés Manuel López Obrador, la realidad es dura y difícil de aceptar, pero esta vez todo indica que el abanderado de MORENA y la mayoría de sus propuestas para otros cargos ganarán la elección del 1 de julio próximo.

Reitero, creo que eso ya no está a discusión. Más bien el debate y duda entre encuestadores profesionales es la preferencia porcentual real con la que terminarán los candidatos de MORENA para quedarse con los triunfos. Desde luego no en todos lados pasa lo mismo, pero en la mayoría de Estados, es un hecho que los cargos federales sí los ganarán los candidatos de MORENA.

Con respecto a los candidatos a Gobernador, Diputaciones Locales y Alcaldías puede haber otros resultados y que ganen panistas (priístas demasiado pocos) o de otros partidos del frente que encabeza el blanquiazul. Todo indica que sí habrá casos de voto diferenciado en varios Estados del país, Puebla incluido. Aunque también puede ocurrir que haya voto en cascada por MORENA en gran cantidad. En serio, esas hipótesis solo las comprobaremos el día de la elección y con el resultado final.

Pero lo que sí es un hecho es que es casi imposible que no gane Andrés Manuel López Obrador la Presidencia de la República y MORENA tenga mayoría de Senadores y Diputados Federales.

Ante esa perspectiva prácticamente inevitable, la pregunta que ya varios comienzan a hacerse –yo entre ellos, desde hace varias semanas- es… ¿Qué viene después del 2 de julio para los diferentes partidos y Estados?

A hacer prospectiva basada en escenarios, pues.

El PAN, ante la terrible derrota, quedará profundamente dividido. Y ya varios se frotan las manos para hacerse de sus órganos ejecutivos nacionales… con planes a futuro también.

Ricardo Anaya y su grupito aún querrán quedarse con el control del CEN blanquiazul, pero estarán tan desprestigiados que serán despreciados por la mayoría de liderazgos. Es más, Anaya muy bien puede enfrentarse pero a la justicia federal, si se le sigue proceso por sus desvíos de recursos y lavado de dinero. Nadie querrá, pues a Anaya y su claque.

Y ahí quieren entrar varios al quite. Por un lado varios Gobernadores, quienes probablemente hagan un frente común para negociar con el nuevo Presidente y quieran el control del partido nacional. Algunos de ellos –inevitable- ya piensan que pueden ser candidato presidencial en 2024.

Otro grupo que quiere quedarse definitivamente con el PAN es lo que también queda de la Organización Nacional del Yunque, que al parecer ya cambió de nombre y hasta de objetivos (ahora se llama algo así como Organización para el Bien Común o una jalada así). Ahí entran varios que están molestos porque nunca estuvieron de acuerdo en aliarse con la perversa izquierda del PRD y MC.

Y desde luego, Rafael Moreno Valle Rosas ha estado ya visitando a Gobernadores (quienes algunos le deben lana por haberlos apoyado en sus campañas) y liderazgos en distintos Estados para que lo apoyen ahora a él y se quede con la Presidencia del CEN. Por supuesto él da por hecho que su esposa gana la Gubernatura de Puebla y quedará como un gran “operador” electoral. Lo que no les dice es que ese escenario está por verse y que anda sumamente preocupado –y enojado- porque las campañas de sus abanderados –cónyuge incluida- siguen amenazadas por la ola morenista.

Quién sabe si le alcance ganar Puebla, pero si lo logra, peleará a muerte por quedarse con el control nacional del PAN. A ver si lo dejan. Anaya y su grupo le escupirán que jamás los apoyó y que prácticamente los traicionó en Puebla. Nadie querrá a un traidor en el CEN del PAN. Difícil que Moreno Valle se quede con el partido y si pierde Puebla absolutamente imposible.

El PAN sobrevivirá una vez más la derrota presidencial, es un hecho y ya hasta están acostumbrados. Incluso creo que el PAN funciona mucho mejor como partido de oposición. Pero los que sí quedarán pésimo son los partiditos que lo acompañaron en su alianza.

El PRD es muy probable que desaparezca o bien se convierta en una franquicia similar al PT o al PVEM. Lo que queda de él lo controlan los “Chuchos”. Pero sin dinero ni puestos, poco lograrán. Vergonzoso el futuro del otrora importante partido de la izquierda nacional. Con Movimiento Ciudadano ocurrirá lo mismo. Salvarán el registro gracias a la alianza, pero en próximas elecciones muy seguramente lo perderán.

El PRI tocará fondo una vez más y creo que peor que en el año 2000. Esta vez se irá a lejanos terceros y cuartos lugares en la mayoría de Estados del país. Pero tampoco desparecerá.

Aún tiene más de 10 Gubernaturas. Tendrá su bancada de Diputados y Senadores. Tendrá Alcaldías en todo el país. Será un partido más, pero de los importantes. Y obvio también varios grupos quieren quedarse con su control nacional.

Por un lado Miguel Angel Osorio Chong y su grupo (quizás algunos otros viejos priístas como Manlio Fabio Beltrones o Emilio Gamboa), que en silencio le escupe una y otra vez al grupo del Presidente su equivocación al no ser él el candidato presidencial. Pero Osorio también hubiera perdido la elección, de eso tampoco hay duda. El desprestigio del PRI despedazó a sus candidatos.

El grupo de Peña Nieto también quiere quedarse a influir en el PRI nacional, pero creo que quedarán demasiado desprestigiados y varios de ellos seguramente se las verán con procesos judiciales. Creo que este grupo se atrincherará en el Estado de México y esperará tiempos mejores.

Y un tercer grupo es el que quiere impulsar a Claudia Ruiz Massieu como futura candidata presidencial. Es el que encabeza su tío Carlos Salinas de Gortari, quien sabe que de las mayores crisis partidistas, pueden resurgir oportunidades.

Estos grupos pelearán a muerte lo que quede del PRI y a ver si lo resucitan de sus cenizas. Y a veremos sus próximas asambleas nacionales, que serán cenas de negros.

Sus partiditos satélites también se cimbrarán. El Partido Verde puede perder el registro en no pocos Estados, aunque salvará el nacional por la alianza. Lo mismo Nueva Alianza. La verdad ojalá desparecieran, las raterías de sus dirigentes son indignantes.

Y… MORENA, que ganará la mayoría de cargos en todo el país. Andrés Manuel López Obrador muy bien puede tener mayoría simple en las dos Cámaras del Congreso Federal y la mayoría en Congresos locales. Por supuesto eso suena a gloria para los Morenos… pero ojalá no caiga en tentaciones autoritarias absurdas.

Desde luego y como todos los partidos políticos en México y el mundo… MORENA llega al poder e intentará conservarlo a como dé lugar. Quién sabe cómo gobernarán sus autoridades electas… pero si cometen errores, muy pronto pueden caer y ser rechazados por la gente, que gritará a diestra y siniestra: “Todos son iguales”.

Eso sí amiguitos… México seguirá existiendo después del 2 de julio.

 

About The Author

Related posts