24-06-2018 08:02:03 AM

Hermosa reelección en la BUAP

Por Alejandro Mondragón

 

El rector Alfonso Esparza también quiere relegirse en la BUAP.

 

Apenas va el primer año de su segundo periodo, pero el poder tras el trono ya comenzó el baile de la sucesión universitaria.

 

Isabel Hermoso no tiene un cargo formal en la estructura de la BUAP, no obstante todas las principales decisiones pasan por su aprobación.

 

La razón es simple. Se encuentra no sólo en el primer círculo del rector, sino también en su corazón.

 

En su nueva etapa, Esparza le otorgó todo el poder a su pareja Hermoso.

 

E Isabel ya tiene su séquito de preciosos, quienes hoy controlan a la BUAP. Son quienes les dicen aléjate de Moreno Valle, tu eres el Rey León de la comarca y así.

 

Hermoso también aprovecha para hacer de las suyas. Por ejemplo, le dio empleo a su hermana en el área escolar, pero ante su incapacidad tuvieron que poner otro titular, aunque ella sigue mandando.

 

 

Su brazo derecho es Rodolfo Zepeda Memije, de Asuntos Estudiantiles; otro es Julio Galindo, secretario técnico del Consejo Universitario y uno más es José Carlos Bernal, director de medios de la BUAP.

 

Lo que llama la atención es que empezaron a mover la sucesión con personajes de medio pelo con el propósito de ocultar al tapado, cuyo mérito será someterse a lo que resuelva La Rectora Hermoso.

 

Las dos cartas que este grupo empieza a empujar para la sucesión de Esparza, a tres años de que concluya su gestión son:

 

Humberto Salazar Ibargüen, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas.

 

La otra carta es Ygnacio Martínez Laguna, vicerrector de Investigación y Estudios de Posgrado, área por donde se focaliza el caso de las empresas fantasmas que facturan millones mensuales a la BUAP.

 

Ahora se entiende todo.

 

Y ella quiere su Ponchomato.

About The Author

Related posts