16-08-2018 12:57:23 PM

¿Tendencias irreversibles? Lectura correcta de encuestas

Por Rodolfo Rivera Pacheco

 

En las últimas semanas no se habla de otra cosa que no sea la ventaja que en todos los sondeos de opinión pública lleva Andrés Manuel López Obrador y los abanderados de MORENA en la mayoría de sitios del país y en Puebla, desde luego.

Medio mundo opina, interpreta, corrige, ataca, denuesta, sobre el quehacer de las empresas que nos dedicamos a medir profesionalmente la opinión pública. Medio mundo ahora es experto en el análisis demoscópico y resulta que lo que siempre es criticado y negado –las encuestas pre-electorales- es hoy la esencia de la discusión nacional.

En el BEAP nos dedicamos desde hace prácticamente veinte años a ese quehacer profesional basado en la disciplina científica de la Estadística Social y la aplicación de la Teoría del Muestreo. Hemos aprendido mucho y hemos avanzado mucho también, ahora con modernos programas y aplicaciones digitales. Lo que antes hacíamos en semanas ahora lo hacemos en días y lo que hacíamos en días ahora lo tenemos en horas, gracias a adelantos tan extraordinarios como el levantamiento en campo de encuestas a través de smartphones o tablets, resultados al momento en línea, ahorro de tiempo en la localización de secciones electorales gracias a Google Maps y análisis y captura instantáneos con programas especializados extraordinarios que sin duda lidera SPSS.

Las viejas tablas, lapiceros y miles de hojas de papel han quedado en el olvido. Aunque cuando no hay buena señal de internet en sitios alejados, pues le tenemos que dar a la vieja usanza.

En fin. A nosotros nadie nos cuenta sobre encuestas. Me da risa ver cómo debaten sobre el tema… quienes jamás en su vida han levantado un cuestionario. Menos los periodistas que ahora se creen expertos censores sobre el tema. Ustedes a contar chismes. Nosotros a lo que sí sabemos.

Pero bueno, volviendo al tema original. Andrés Manuel López Obrador lleva muy cómodas ventajas en todas las encuestas pre-electorales serias y de empresas establecidas en todo el país y en Puebla, claro. También la gran mayoría de los candidatos de MORENA a otros cargos de elección popular.

Entonces, las preguntas lógicas: ¿Ya todo está consumado? ¿Las tendencias son ya irreversibles? ¿Para qué entonces hay elección si ya todos sabemos quién va a ganar? ¿Y si se equivocan las encuestas como se han “equivocado” en muchos lugares?

Vayamos por partes.

 

 

En el caso de la elección presidencial, efectivamente, AMLO ya rebasa el 50% en las preferencias en todo el país, en el cálculo más conservador y yéndonos a los “pisos” en las tendencias. Hay Estados donde ya rebasa los 70% (Tabasco) o los 60% (Morelos, Oaxaca, Ciudad de México). En Puebla ya tiene tendencias que rebasan los 57 o 58%.

Desde luego esto encanta a sus partidarios y es aborrecido por sus detractores. Pero es lo que dice la gente en las encuestas. No inventamos los encuestadores. Solo registramos las respuestas de la gente, en una muestra representativa, lo tabulamos y sacamos porcentajes. Así de simple.

Y no. No podemos equivocarnos con esos porcentajes. Son demasiado altos. No es una elección cerrada o competida. Son veinte o treinta puntos de ventaja de un candidato sobre el segundo y tercer lugar en la campaña.

¿Se quedará así? A un mes de que termine la actual campaña presidencial, la verdad se antoja muy, muy complicado que Anaya o Meade logren remontar esas desventajas. O bien que AMLO se caiga treinta puntos. No ha ocurrido y no tendría por qué ocurrir ahora.

El resultado final quizás no sea con esa enorme diferencia de puntos, porque mucha gente al final no sale a votar (de esa que dice que sí vota por AMLO si hoy fuera la elección) y también porque no pocos Gobernadores del PAN y del PRI harán una monumental operación para influir en el resultado final (compra de votos, presiones a burócratas a votar por el candidato de su partido, acarreo de votantes, etc.).

Pero en resumen, es muy difícil que las tendencias cambien en un mes y que AMLO no gane la elección presidencial. El debate entre encuestadores no es sobre si va a ganar, sino por cuántos puntos porcentuales lo hará.

Creo que en elección presidencial sí hay una tendencia muy firme y no creo que cambie.

Pero para las demás elecciones es distinto.

Lo he venido diciendo desde hace más de un año aquí mismo. Mucha gente votará por un candidato presidencial de un partido, pero por otros partidos para otros cargos. Sí hay voto diferenciado y lo estamos registrando también en las encuestas serias.

En Puebla, para la elección de Senadores de la República, la ventaja de los abanderados de MORENA también es amplia pero no de treinta puntos porcentuales. Alenadro Armenta y Nancy de la Sierra le llevan unos veinte puntos de ventaja a los del PAN-PRD-MC, Nadia Navarro y Mario Riestra. Las demás duplas solo son testimoniales.

Difícil también que esa tendencia cambie. Sobre todo porque se ve mucho más campaña de los de MORENA que los de la dupla del PAN. Es la verdad.

Para Gobernador del Estado de Puebla sí lleva ventaja el candidato de MORENA Luis Miguel Barbosa, pero en nuestras mediciones solo por unos 8 puntos porcentuales. Desde luego es una sorpresa, pues muchos pensaban que la candidata del PAN-PRD-MC Martha Erika Alonso de Moreno Valle arrasaría en Puebla… y no es así.

Pero también es cierto que no es la ventaja de treinta puntos de AMLO. Una ventaja de solo un dígito no significa un triunfo asegurado. Desde luego es remontable y más con la operación del grupo gobernante, como lo expuse anteriormente.

Barbosa tiene que llegar con ventajas de unos 12 o 15 puntos porcentuales para aspirar a ganar la elección estatal. Con menos puntos peligra su resultado triunfador.

¿Podrá llegar a esa diferencia en este mes que resta a la campaña? ¿Martha Erika remontará la desventaja?

No lo sabemos bien aún. A mí sí me han crecido todos los candidatos de MORENA a todos los cargos en todo el Estado. Pero también es cierto que la campaña de ataques contra el candidato a Gobernador de MORENA ha sido monumental. Veremos si les funcionó o al contrario, lo fortalecieron.

Desde luego lo que sí quedó claro es que Barbosa sí va en primer lugar, de lo contrario jamás hubiera habido tal campaña de ataques. Son tan obvios.

Para Diputados Federales y Locales también hay muy buenas tendencias para los abanderados de MORENA. En muchos Distritos los traemos con ventajas. La gente sí está respondiendo al llamado de votar por “Todo MORENA”. Por supuesto no son ventajas de 30 puntos como la de AMLO, pero sí de más de 10 puntos en la mayoría de casos.

¿Arrasarán los candidatos de MORENA y tendrán mayoría indiscutible en el Congreso Federal y Local? Tiemblan los morenovallistas ante este panorama.

Y finalmente, los candidatos a Alcaldes de MORENA también traen ventaja en muchos Municipios de Puebla. Sí hay oleada favorable a ellos. Y cada vez que viene Andrés Manuel los levanta un poco más. Desde luego no en todos los Municipios ganarán, pero sí en muchos traen ventajas suficientes.

En fin. ¿Todas estas tendencias se mantendrán en estos próximos treinta días?

No lo sabemos, porque los encuestadores no nos dedicamos a hacer predicciones, por mucho que eso es lo que quisieran los que tanto nos critican. Sabemos lo que opina la gente al momento del levantamiento de la encuesta y eso es válido solo unos pocos días. Las tendencias pueden cambiar en cualquier momento.

Y por supuesto. Los que nos dedicamos a esto… seguiremos midiendo. Con o sin la simpatía de muchos.

 

About The Author

Related posts