24-06-2018 08:03:41 AM

Y sí… Los poblanos abrieron los ojos

Por Rodolfo Rivera Pacheco

 

            En 2010, Rafael Moreno Valle exigía a los poblanos a que abrieran los ojos y rechazaran los excesos y los malos gobiernos del PRI. Y efectivamente, logró su objetivo. Los poblanos votaron en contra de los candidatos priístas y acogieron a los de la alianza panista-perredista que había logrado el entonces candidato a Gobernador.

Hubo un enorme voto de rechazo contra el priísmo-marinismo y Moreno Valle logró el triunfo.

En 2018, luego de una breve minigubernatura que no deja satisfechos a los poblanos –Antonio Gali está desaprobado en todo el Estado-, vuelve a ser vigente la arenga de 2010, pero ahora en sentido inverso.

Los poblanos sí que abrieron los ojos. Y después de 8 años de excesos, autoritarismo, miles de millones de pesos desviados en obras absurdas, aumento brutal de la inseguridad, auge y protección de capos huachicoleros y la absurda intención de perpetuarse en el poder a través de una candidatura conyugal… ahora el enorme rechazo es para el panismo-morenovallista.

Sí. Hay un enorme rechazo ya no solo para los candidatos del PRI (eso ocurre en todo el país), sino ahora también para los candidatos del morenovallismo, que nomás no logran convencer a la gente de que ahora sí serán honestos y bien portados.

Sí. Ahora los poblanos tienen los ojos bien abiertos. Y no quieren al morenovallismo.

Y creo que podía haber aguantado quizás un poco más… de no haber cometido el exceso de lanzar a la esposa, quien sin tener mérito alguno en carrera partidista o gubernamental o experiencia, fue impuesta a un panismo que le tiene pavor al autoritario ex Gobernador.

Los viejos panistas poblanos, por cierto, miran con asombro el maquiavelismo de no hacer propaganda ya del candidato presidencial Ricardo Anaya y aceptar que López Obrador ganará la contienda, pero dirigir con desesperación la estrategia para hacer que suba en las encuestas la candidata a Gobernadora. Le valen Presidencia, Senadores y hasta la mayoría de Diputados Federales. Lo único que importa es retener Gubernatura y Congreso Local. Que los Alcaldes se rasquen con sus propias uñas y los candidatos morenovallistas se despedacen entre ellos.

Pues sí… pero los resultados están ahí y no son tan halagüeños. Lo sé, lo saben… lo sabemos.

Y es que esta vez entró al tablero de juego una variable que no existía en 2010 y fue un fiasco en 2016. Se lama MORENA y es empujada por un tsunami llamado Andrés Manuel López Obrador.

Los más recientes números han puesto los pelos de punta al patrón. Nomás no logra entender cómo es posible que los poblanos sean tan nacos e idiotas de no valorar a la Puebla de primer mundo, llena de ciclopistas y teleféricos y… decenas de fraccionamientos y edificios de lujo construidos con dinero de quién sabe quién.

Pues no. Los poblanos de todo el Estado rechazan a los bellos candidatos del panismo-morenovallista-aliancista. Ya los regañaron y pendejearon. Pero no suben, al contrario. Y ya no hay celulares que alcancen para aventar.

La campaña de ataques a que está siendo sometido el candidato a Gobernador de MORENA no es casual, por favor. Hay que bajarlo a como de lugar. Invéntenle. Búsquenle. Encuéntrenle.

Pero lo único que han logrado es que los partidarios de MORENA ahora estén más seguros de votar en cascada. Si antes pensaban votar diferenciado, ahora por terquedad lo harán por todo MORENA. ¿De veras son tan estúpidos los estrategas que cobran millones por recomendar sandeces?

Por cierto, López Obrador todavía vendrá dos o tres veces más a Puebla. A varias ciudades y a la capital. Le interesa la Gubernatura y todos los demás cargos. Y cada vez que viene… suben más puntitos sus candidatos. Contra eso no pueden las ocurrencias de los vivales “consultores”.

Como dije hace poco… Focos rojos en war room de Las Fuentes.

Y es que los poblanos… sí abrieron los ojos.

Por cierto… ¡se me olvidaba! revisen mis redes sociales. Hay datos recientes.

Plop!!!

About The Author

Related posts