17-07-2018 04:33:17 AM

Margarita, fuera

Por Jesús Manuel Hernández

 

Puede que no signifique mucho en el contexto nacional el retiro voluntario de la contienda de Margarita Zavala, el 2 por ciento que alcanzaba en las preferencias electorales apenas podría medio ayudar a alguno de los otros aspirantes, especialmente a Ricardo Anaya quien semanas antes había tendido el puente de plata al calderonismo.

La presión del sector empresarial a Peña Nieto para respaldar a Anaya como único contrincante viable para pelear con López Obrador, quizá haya sido la raíz del retiro de la candidata independiente quien históricamente ha pertenecido al ala tradicional del panismo mexicano.

A un 23 por ciento de aceptación de Ricardo Anaya, según Forbes, podría sumarse el 2 de Margarita y eso significaría convertirse en atractivo para el 15 por ciento de los ciudadanos que aún no saben por quién votar.

Pero en el escenario aldeano también tiene repercusiones. Los panistas conservadores, los tradicionales, veían en Zavala la carta para pelear y encaminar sus votos contra la continuidad del morenovallismo.

Un asunto resultaba claro en Puebla, los panistas de la estructura tradicional no querían a Martha Érika. ¿Qué sucederá ahora con esos grupos? ¿Acaso se radicalizarán los apoyos por Anaya a favor y contra la continuidad del morenovallismo?

Seguramente Eduardo Rivera habrá celebrado el anuncio de Margarita con quien le une amistad e ideología, pues los activos que tiene en Puebla se sumarán a su equipo.

Sólo en algo sí cumplió Margarita, siempre mantuvo que estaría en las boletas presidenciales, y así será, pues resulta imposible detener la impresión de las papeletas electorales.

Una participación a fin de cuentas testimonial de un descontento que originó Ricardo Anaya con su imposición y acabará por ser parte de la estrategia.

O por lo menos, así me lo parece.

 

About The Author

Related posts