El real peligro para Puebla

Por Alejandro Mondragón

 

Las candidaturas comunes se han convertido en un auténtico peligro para Puebla.

 

La razón es simple. A través de esta figura político electoral, el morenovallismo encaja personajes a modo para controlar regiones.

 

Los virreyes del Maximato.

 

Los resultados de este modelo que nació en 2013 han sido desastrosos para los poblanos. Gracias a esto, nació El Triangulo Rojo.

 

Puebla se convirtió en el estado huachicol y la delincuencia se apoderó de las alcaldías.

 

Algunos ejemplos:

 

San Martín Texmelucan, donde el PT con Rafael Núñez, se impuso en la elección al PRI, gracias al respaldo de la coalición PAN, PRD, Panal y Compromiso por Puebla.

 

El gobierno estatal tuvo que entrar el control de la fuerza pública ante los evidentes pactos policiacos del morenovallista Núñez con los cárteles de la droga.

 

 

En San Pedro Cholula, Movimiento Ciudadano formalizó candidatura común con el morenovallismo, mediante el PAN, PRD, Panal y Compromiso por Puebla. Ahí el #GóberBala respaldó a José Juan Espinosa. El pillastre edil ya en el poder rompió con el grupo y se fue por la libre. Sin embargo, ya en el poder se dedicó a timar y saquear la alcaldía, donde también la delincuencia organizada ha hecho de las suyas.

 

En el Triángulo Rojo: De los seis municipios donde gobiernan los huachicoleros, cuatro: Tecamachalco, Palmar de Bravo, Amozoc y Acajete, pertenecen al morenovallismo. Son los operadores del ex gobernador de Puebla.

 

Al PAN, PRD y Pacto Social de Integración, pertenecen los ediles, quienes en la campaña del 2013 siempre recibieron el apoyo huachicol con pago de comidas, regalos a los asistentes, traslados y, por supuesto, gasolina a mejor precio.

 

Los otros dos municipios, Quecholac y Tepeaca son emanados del PRI, pero sus autoridades fueron muy cercanas al morenovallismo, al grado de operar temas con el mandatario, sin importantes sus partidos. Pregúntenle a Blanca Alcalá cómo le fue en esas localidades en el 2016.

 

Autoridades municipales que se hicieron de la vista gorda, dejaron que las familias también se volvieran parte del negocio.

 

Ahora quieren repetir la historia.

 

Avisados estamos.

 

About The Author

Related posts