Elección inédita, por la enorme ola pejista

Por Alejandro Mondragón

 

Lo peor que le puede pasar a los candidatos de Morena (gubernatura, alcaldía de Puebla, senadores y diputados) es que los exhiban en debates, como aquellos que sólo se cuelgan del efecto López Obrador porque en sí carecen de proyectos e ideas.

 

Lo mejor es que se enfermen o de plano se escondan en los meses de campaña para dejar que la ola de AMLO los lleve a feliz puerto.

 

Ahí está el ejemplo del año 2000. El candidato a diputado federal por Puebla era el empresario Ramón Mantilla González de la Llave.

 

En plena campaña le dio un infarto. Fue hospitalizado en la Beneficencia Española y el médico le recomendó reposo absoluto.

 

El PAN le dejó la candidatura y desde el cuarto del hospital, sin hacer campaña, ganó la elección con el 55 por ciento de los votos en el distrito 9 con cabecera en Puebla.

 

Y todo porque Vicente Fox y su ola arrasó en las principales ciudades del país. Nadie puede presumir de estrategia, fue el fenómeno de arrastre del empresario panista lo que dio el triunfo al PAN.

 

Con López Obrador ocurre lo mismo. En 60 de los municipios urbanos con mayor índice poblacional, Luis Miguel Barbosa va en primer lugar.

En la capital del estado, Claudia Rivera amplía su ventaja y al Senado y diputaciones federales se percibe ya el oleaje de AMLO.

 

Ya no hay dinero ni estructura que sirva, sólo tropicalizar la elección local, a través de debates que se difundan en todos los medios para exhibir la diferencia entre AMLO y sus candidatos en Puebla.

 

Mal harían los aspirantes de Morena en aceptarlos, porque saben de sus limitaciones, pero pésimo sería que los panistas no provocaran los debates para contrastar con sus principales adversarios.

 

Y que alguien les diga a los candidatos paleros de otros partidos que son eso, y no se crean que son los verdaderos gallos de Moreno Valle.

 

Lo digo por Gonzalo Juárez de Compromiso por Puebla, quien ya quiere iniciar la entrega recepción con Luis Banck.

 

Esto se puso color de hormiga.

 

Moreno Valle que insistió en una gubernatura de un año y 8 meses cuando pudo ser de 4 años y 8 meses para empatarla en la federal siguiente a diputados.

 

Pero, es Moreno Valle.

 

About The Author

Related posts