17-07-2018 04:54:55 AM

Primera semana de campaña local… ¿Cambió algo?

Por Rodolfo Rivera Pacheco

 

Ayer se cumplió la primera semana de campañas electorales en nuestro Estado, además del mes y días que llevan las de cargos federales. La pregunta natural es… ¿Ha cambiado algo en las preferencias de los votantes? ¿Hay algo nuevo que no hayamos visto antes?

Aquí un muy breve análisis de lo acontecido a una semana de haber iniciado el proceso electoral más grande al que nos hayamos encontrado los poblanos.

  1. De la alianza que lleva a Martha Erika Alonso de Moreno Valle como candidata a la gubernatura no hay mucho qué decir. La verdad no es el inicio que muchos esperaban. La esposa del ex Gobernador no termina por entusiasmar mucho a los votantes poblanos.

Sus eventos se llenan de acarreados que incluso se marchan antes de que terminen. Su discurso es bastante limitado, comete errores de cultura general (igualito que criticaron en su momento a EPN) y no logra conectar con las emociones de los electores. Su publicidad es recargada y los espectaculares están llenos de ideas e imágenes muy complicadas de captar al primer golpe de vista (principio elemental de cualquier gráfico publicitario).

Por otro lado, el ocultar sus apellidos provoca que a mucha gente le cause extrañeza cuando a otra de plano le causa desconocimiento.

En serio, esperábamos más de la candidata de Moreno Valle. La verdad no conecta con los medios y aunque visita estaciones de radio para entrevistas a modo, se le escucha poco hábil y hasta nerviosa para el discurso que convenza.

No sube y creo que no subirá en las preferencias ciudadanas. Al contrario, puede muy bien ir bajando en las mediciones demoscópicas, en las que no repunta y sí viene abajo en muchas regiones del Estado, incluida la capital del mismo.

No tengo idea dónde levantan las encuestas en las que supuestamente va arriba de Barbosa, que claro que tampoco está haciendo un trabajo espectacular y eso termina por ayudar a la señora de Moreno Valle.

¿En serio los poblanos terminarán votando por el “menos peor” en esta campaña electoral ante la pobreza discursiva y mediática de los candidatos?

Si la campaña de Martha Erika Alonso sigue como en esta primera semana, sí que puede perder la contienda por la Gubernatura, por mucha operación mapachil que realicen los del grupo morenovallista.

En algunos círculos ya comparan a Martha Erika Alonso con Javier López Zavala de 2010, cuando ni con todos los recursos que poseía el marinismo, se logró ganar la Gubernatura.

¿Martha Érika será en 2018 la Zavalita de 2010?

  1. Luis Miguel Barbosa tampoco termina de entusiasmar a los poblanos y su posición privilegiada en las encuestas se la debe más a la oleada favorable a Andrés Manuel López Obrador que a su discurso o ánimo de su campaña.

Aunque es inteligente, tiene muchas tablas y conocimiento para enfrentar medios y entrevistas (por sus cargos nacionales se acostumbró a ello), la verdad es que Barbosa tampoco emociona a los poblanos y siempre parece estar de mal humor. Creo que era más afable, ocurrente y hasta chistoso cuando era líder del Senado.

Es cierto, ni Luis Miguel Barbosa ni Martha Érika de Moreno Valle habían sido nunca candidatos, por lo que no se les ve tan cómodos ni sueltos en este papel.

Y si Barbosa solo está esperando ganar porque López Obrador va bien arriba en las preferencias en el Estado (y en todo el país), bien se puede llevar una sorpresa: El grupo morenovallista opera con recursos y todo lo que está a su alcance para revertir tendencias el día mismo de la elección.

Si Miguel Barbosa no llega con una ventaja de más de 10 puntos sobre Martha Érika Alonso de Moreno Valle, será difícil que obtenga la victoria el 1 de julio, por la brutal operación que realizará el Gobierno del Estado para que gane la esposa del ex Gobernador.

Con todo, Luis Miguel Barbosa sí está arriba en las preferencias en la mayoría de zonas del Estado (lo sé, lo saben, lo sabemos). Reitero, totalmente gracias al empuje que le da Andrés Manuel López Obrador. Si los poblanos votan en bloque por MORENA, tenga por seguro que Barbosa es el próximo Gobernador. Pero eso aún no es seguro.

En todas las mediciones que andamos haciendo, es mucho más la ventaja que tiene López Obrador (en algunos municipios López Obrador llega a preferencias de ¡más de 60%!) que la que tienen el resto de los candidatos de MORENA.

En otras palabras, la duda es si habrá voto en cascada a favor de López Obrador y todos los abanderados de MORENA o bien habrá voto “diferenciado” para cada una de las opciones. No lo sabemos bien aún.

 

  1. De Enrique Dóger se puede decir bien poco esta primera emana de campaña. La verdad me extraña, pero algo le pasó a aquel combativo y sarcástico candidato que todos conocimos en contiendas anteriores. Se le ve desanimado y hasta desganado en los eventos.

Puede ser que esté molesto porque su partido está demasiado desprestigiado o porque su candidato presidencial no levanta y sigue en un lejanísimo tercer lugar en las encuestas o bien porque el PRI en Puebla tampoco jala ya a los votantes y sí un enorme rechazo.

Pero todo eso ya lo sabía desde hace meses. Dóger no puede sentirse ni decirse engañado. Si lo han mal asesorado, eso ya es otra cosa.

En todo caso, sí que podría exigir a sus dirigentes nacionales que ataquen y enfrenten al morenovallismo, pero eso no lo hacen ni lo harán porque siempre fue su aliado y cómplice. Y creo que él en sus últimos eventos… ya tampoco. Ahora extrañamente enfoca sus baterías contra Barbosa.

La verdad yo no sé si Dóger y el PRI poblano ya estén resignados a perder y gastar lo menos posible en esta campaña. Pero si no es así… en mucho se le parece.

Veremos si en las siguientes semanas cambian las cosas. Un termómetro efectivo para ver las ganas de remontar será el debate entre candidatos a la Gubernatura. Ahí veremos si realmente en el PRI quieren ganar o ya no tienen ganas ni deseos de gastar en una campaña perdida.

Acuérdense.

  1. De los candidatos de la chiquillada, Michel Chaín (PVEM) y Alejandro Romero Carreto (Nueva Alianza) nada, pero nada de qué hablar, en serio. No solo son desconocidos, sino que seguramente declinarán en su momento por Martha Erika Alonso de Moreno Valle. Para eso fueron contratados. No llegan ni a 2% en preferencias y seguramente sus partidos perderán el registro en Puebla… si no son rescatados con alguna estratagema por el morenovallismo. Acuérdense.

 

Y EN PUEBLA CAPITAL…

Y sobre la contienda más local, por Alcaldías, acá en la capital ha habido una grata revelación y es la candidata de MORENA, Claudia Rivera Vivanco.

La joven abanderada de MORENA era desconocida y jamás había contendido para algún cargo… y sin embargo ya se le nota más suelta y natural que a muchos otros. Además tiene estudios y muy buen nivel de conocimiento sobre lo que ocurre en Puebla.

Pues algo está haciendo, pero sí conecta con la gente, quien busca su saludo y le grita consignas de apoyo por donde se la encuentran y ven que es la candidata de MORENA.

Por cierto y a manera de ejempo: He estado observando a las brigadas de muchachos que reparten “microperforados” para autos en los cruceros de mayor tráfico. Y ahora NO es como en 2010, que la mayoría aceptaba que le pegaran el del PANy su ahora abanderada. La mayoría de automovilistas dicen que NO al microperforado de Martha Érika. Pero aceptan de buena gana los de MORENA y los de Claudia Rivera, por ejemplo.

Saquen sus propias conclusiones y hagan el mismo experimento y cuenten cuántos automovilistas aceptan la publicidad de la esposa del ex Gobernador.

Y bueno, Eduardo Rivera sigue manejando el discurso de siempre. La gente no mira totalmente con buenos ojos el que busque otra vez la Alcaldía (la gente no le gusta eso, lo sé, lo saben, lo sabemos) y no puede prometer nada espectacular… porque la gente le reclama que por qué no lo hizo cuando fue Alcalde hace apenas cuatro años.

Ese es el problema principal para quien busca una especie de reelección (lo mismo le ocurre a Martha Erika Alonso de Moreno Valle). ¿Qué puedes decir sobre los problemas de Puebla si tu mismo grupo es el que gobernó y sigue gobernando?

Por eso la gente se entusiasma evidentemente más con los abanderados de MORENA. Porque los ubica como los que sí representan ahora el cambio. No sé si con razón o no, pero así está pasando.

Y sí, para finalizar, Claudia Rivera está en empate y hasta un poquito arriba de Eduardo Rivera en las preferencias ciudadanas, ante la sorpresa de medio mundo, que creía que por ser ex Alcalde, el abanderado panista y ex crítico tenaz del morenovallismo, naturalmente estaría muy arriba en las preferencias. Para nada. Vaya sorpresa.

De los candidatos al Senado y Diputaciones luego hablamos. Tampoco crean que hay mucho qué decir.

Esto es en cuanto a la primera semana de campaña.

About The Author

Related posts